Bien dice el dicho que algunas madres son como “mamá gallina”, tratando de proteger a sus “polluelos” para que nada malo les pase. Y es que si algunas mujeres tienen un gran sentido maternal e instinto de protección es porque seguramente en su vida pasada fueron eso: mamá gallina.

Ciertamente es increíble las lecciones que estos tiernos animales nos pueden dar, no sé si has visto alguna vez a una de esas ejemplares madres acariciando a sus pollitos, pero un reciente video se ha robado millones de corazones en la red después de que esta madre fuera sorprendida en el mayor y más tierno gesto maternal. ¡Es realmente sorprendente!

La tierna escena reveló el momento en que una mamá gallina de Visakhapatnam, en la India, se encontraba en medio de una torrencial tormenta junto a sus bebés. La angustia se apoderó de esta madre al ver que no había manera de protegerlos del agua.

Tal como sucede con las buenas madres humanas, que harían lo que fuera por evitarles un fuerte resfriado o incluso una pulmonía, para esta madre no fue diferente.

No le importó arriesgar su propia seguridad con tal de proteger a sus amados polluelos.

En el video que ya se ha vuelto viral en pocos días se puede ver cómo abre un poco sus alas mientras cada uno de los chiquitines se acurrucan para protegerse del aguacero.

La madre, que ve que sus pequeñines todavía no han desarrollado el suficiente plumaje para defenderse de las peligrosas aguas, piensa que se lo deben pasar muy mal, y sin importarle nada actúa a modo de paraguas mientras la lluvia continúa.

Como a muchos padres, a ella no le importa que sus plumas estén empapadas, tan sólo le importa mantener a sus pequeños calientes y secos. ¡Qué escena más tierna!

ViralHog

Son imágenes que nos despiertan los sentimientos más profundos, quién diría que un acto tan propio de la naturaleza pudiera conmover a millones de personas como lo ha hecho en la red. Tal vez a todos nos recuerda esa canción infantil que sin duda nuestras propias madres nos cantaron para entreternos y que reflejan este gran acto de amor:

“Los pollitos dicen pío pío pío cuando tienen hambre y cuando tienen frío… Bajos sus dos alas acurrucaditos duermen los pollitos hasta el otro día”.

Se dio a conocer que el emotivo momento fue grabado afuera de un local de pescado donde comenzó a llover con fuerza. Y expertos en este tipo de animales dijeron que las gallinas tienen reacciones físicas ante el peligro. Cuando una es alejada de sus hijos pero aún puede verlos, olerlos o escucharlos, está más atenta a lo que sucede a su alrededor.

Ojalá esta madre y sus pequeños hayan encontrado un refugio seguro y este conmovedor gesto sirva de ejemplo para tantas madres de la tierra. Compártelo con tus amigos.