Un nuevo caso de abuso infantil ha sucedido en el estado de Tlaxcala, México. El incidente se hizo público ya que fueron difundidos varios vídeos en los que se ponía en evidencia el atroz momento en que una mujer que cuidaba a unos gemelos de 2 años de edad y los golpea brutalmente.

Las grabaciones pudieron estar en manos de los padres de las criaturas gracias a que pusieron varias cámaras ocultas en el domicilio familiar, a partir de las cuales pudieron comprobar las terribles circunstancias en las que eran vejados y martirizados sus pequeños.

Los padres no podían salir del estupor ya que conocían a la mujer hace más de 10 años, y le habían confiado el cuidado de los pequeños desde hace más de 1 año.

Se puede observar cómo la mujer, identificada como Elisa Villegas Sánchez, vestida de azul, le propina golpes en la espalda, constantes patadas en su pequeños cuerpecitos, mordidas y bofetazos, que han causado total indignación entre los usuarios de las redes sociales… No se diga ya entre sus padres, que lloran por el modo tan salvaje en que eran “cuidados” sus hijos.

La mujer patea al niño al menos cinco veces y después de derribarlo al suelo termina de agredirlo, pisoteándolo como si de una basura se tratara.

Este es el atroz momento de los abusos de Elisa Villegas Sánchez en contra de los pequeños

En otro de los vídeos, se puede apreciar cómo duerme a los niños a base de golpes.

Asimismo, en un tercer video la mujer golpea a la niña con el mando de la televisión en la cabeza y en la cara, y después procede a darle manotazos en el rostro y a tirar fuertemente de sus orejas.

Al parecer, los padres venían observando moretones y señales en los cuerpos de los gemelos, eso les hizo sospechar, hasta que gracias a las cámaras pudieron tristemente comprobar que sus miedos tenían un grave fundamento.

Presos de la angustia y el dolor, y al ver que los niños ya tenían varios traumas infundados por la cruel maltratadora, decidieron acudir a la Procuraduría del Estado de Tlaxcala con las evidencias.

Pero aunque en los vídeos se podía comprobar el abuso, increíblemente como suele suceder en algunos de los casos más indignantes, las leyes locales no consideraron que las grabaciones sean prueba suficiente para tomar acciones en contra de la mujer.

Y consideraron las agresiones como delito menor, ya que los pequeños no tenían heridas de gravedad.

“¿Qué es un delito grave? ¿Que hubieran fracturado a nuestros hijos, que no caminaran en estos momentos, que les hubieran reventado su estómago? No puede ser que nos digan que no es un delito grave”, manifestaron indignados y entre lágrimas, los padres.

La respuesta de la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala se basó en que las grabaciones no constituyen una prueba suficiente de maltrato, y que harían falta más evidencias para abrir una investigación.

Como si fuera poco, el mismo organismo además recomendó a los padres no imponer una denuncia por tratarse de un “delito menor”.

De este modo, los angustiados padres están entre la espada y la pared, desprovistos de toda seguridad y sin contar con el mínimo apoyo de quienes se supone deberían velar por la integridad de los ciudadanos, ya que además han recibido severas amenazas de la mujer maltratadora y ahora temen por su vida y la de los pequeños.

La respuesta de las autoridades enfureció a los usuarios de las redes sociales, quienes compartieron en línea los vídeos y afirman que representan una evidencia suficiente. Además, demandan a las autoridades que castiguen a la niñera.

Graban a niñera pateando y pisando a bebés

Tlaxcala. Una niñera fue captada dando patadas y golpes a unos gemelos de 2 años de edad, a quienes tenía bajo su cuidado en un domicilio del municipio de Apetatilán, en Tlaxcala.

Publicado por Impacto Quintana Roo en viernes, 2 de marzo de 2018

“Qué más pruebas necesitan?? Qué más quieren? Que de un mal golpe mate algún niño; para que ahora sí haya delito que perseguir? Qué mierda tienen en la cabeza que no actúan?”

“Ah! Pero no fuera que los padres se hagan justicia porque entonces ahí sí los encierran! Maldita tipa merece una arrastrada que jamás olvide y le quiten las ganas de volver a tocar a cualquier pequeño indefenso”, fue el comentario de una usuaria.

Es muy indignante que situaciones extremas como estas no estén tipificadas en la ley, cuando cualquier persona con dos dedos de frente se puede dar cuenta que ahí hay abuso infantil por donde se mire. Y mientras, los pequeños tendrán que vivir con las constantes pesadillas que no los dejan dormir, porque piensan que alguien viene a golpearlos.

Ayudemos a estos padres a levantar la voz para pedir justicia, comparte esta noticia en tus redes.