Para nadie es un secreto que en los circos ocurren cosas terribles con los animales, maltratos, modificaciones de conducta y de alimentación son algunas de las cosas que pasan en estos lugares que insisten en seguir operando y a los cuales mucha gente sigue acudiendo.

A pesar, de las frecuentes denuncias, ellos insisten en defenderse y seguir el show, pero cada vez es más difícil de tapar el horror que se vive allí adentro y que muchos consideran como algo normal.

Esta vez ocurrió en el Taiyang Circus, ubicado en Cangzhou, provincia de Hebei, China.

Donde un tigre y una leona, atacan ferozmente a un caballo blanco que se encontraba junto a ellos y al menos cuatro personas, en el espacio destinado a un show donde esperaban que los felinos montaran sobre una silla dispuesta en la espalda del equino. Aparentemente, todo se salió de control cuando los instintos de los animales afloraron.

En su hábitat natural un caballo sería una buena fuente de alimentación para el tigre y la leona.

Sin embargo, en Taiyang Circus, los obligan a convivir juntos y los entrenan para un espectáculo que no tiene nada que ver con su naturaleza. Los felinos tienen que luchar constantemente por reprimir sus instintos y el caballo es sometido a una terrible situación de estrés por estar junto a sus depredadores.

En cuanto les fue posible el tigre no dudó en morder sobre la espalda del caballo y la leona en las patas y cuello.

La escena es angustiante y como respuesta, los cuatro hombres comenzaron a azotar violentamente a los felinos con los látigos que utilizan para amedrentar a los animales durante su “entrenamiento”. A pesar de los fuertes golpes, los depredadores se rehusaban a soltar su presa, que en medio de la desesperación no dejaba de dar vueltas en círculos en el área de espectáculos.

Para Xu, un miembro del personal de Taiyang Circus se trata de algo completamente normal.

Xu, explica que es un show muy difícil al poner en contacto animales de diferente naturaleza, que los caballos son herbívoros y que los tigres y los leones son carnívoros así que su instinto será atacar con la ferocidad con la que lo hicieron.

“Hay muchos videos en internet donde pueden ver cómo los felinos comen vacas”, continuó sin darse cuenta de la gravedad del asunto.

Después de más de dos minutos de azotes o los felinos y repetidos ataques al caballo donde la leona solía ser más feroz que el tigre, finalmente el equino es liberado. Se queda parado en un estado de sumisión sin mirar a su alrededor, mientras la sangre corría por su cuello y otras partes de su cuerpo heridas.

Xu también agregó que los humanos no corrían peligro porque los felinos llegaron al circo siendo cachorros y no atacarían a sus criadores.

DailyMail / Infobae

¡Las escenas son estremecedoras!

El trabajador de Taiyang Circus, dejó claro que el caballo sobrevivió al ataque y que solo presentó heridas menores a causa de las mordeduras, reiterando que se trata de algo completamente normal. Lo que no logra ver Xu es que lo que ellos intentan hacer con los animales es completamente anormal y que intentar hacer este tipo de espectáculos es un acto de tortura y maltrato animal.

Seamos voceros de los que ocurre en los circos y comparte esta terrible historia cobre la realidad de los animales dentro de ellos.