Cuesta comprender cómo algunos padres atentan contra la vida de sus hijos con total crueldad, se supone que los niños vinieron al mundo sin pedirlo y que dependen por completo de su cuidado y amor para crecer felices.

El caso de Joseph Gazzam de 30 años, ha estremecido al mundo, el hombre atacó brutalmente a Victoria Rose Gazzam, su bebé de cuatro meses porque le molestaba su llanto.

El Departamento de Policía del Mount Lebanon en el estado de Pennsylvania, confirmó a los medios de comunicación que Gazzam dijo en sus declaraciones que la niña se había caído de la cama y que no respondía.

El pasado lunes 13 de noviembre, terminaron la autopsia en la Oficina del Médico Forense, determinaron que la niña falleció por un golpe contundente en la cabeza y el tronco que le causaron una hemorragia cerebral, laceraciones en una arteria del corazón, contusión hepática, tres costillas fracturadas, múltiples hematomas en la espalda y en la cabeza y además una hemorragia detrás de los ojos.

Así pudieron comprobar que la pequeña Victoria no pudo sufrir tantos daños cayéndose de una cama sobre la superficie de un piso alfombrado.

Cuando el acusado conoció el resultado de la evaluación realizada por el forense cambió la versión inicial de los hechos y confesó que había golpeado a la pequeña varias veces porque era “quisquillosa”.

Relató ante las autoridades que sacó a la niña de manera violenta de la cuna, porque estaba muy inquieta.

Las autoridades policiales lo detuvieron, y aseguraron que pudieron determinar que golpeó a la bebé en reiteradas oportunidades en la cabeza con el puño cerrado “porque no paraba de llorar” y “era quisquillosa”.

Los paramédicos recibieron una llamada donde Gazzam pedía ayuda porque la menor no respiraba, de inmediato se trasladaron al domicilio para llevarla al hospital más cercano donde la bebé fue declarada muerta poco tiempo después, la policía solicitó el apoyo de la unidad de homicidios para investigar el caso.

Joseph Gazzam, cuidaba a la menor, no tenía antecedentes de violencia doméstica registrados en los organismos judiciales. Aunque la policía local informó que tuvo dos incidentes en los últimos tres años.

Uno de los agentes de la policía, Duane Fisher, comentó: “Dentro de Mount Lebanon, Gazzam tiene antecedentes de dos incidentes en los últimos tres años, uno por embriaguez pública y el otro por conducir bajo los efectos sustancias”.

buzzfeed

Donde se produjo el crimen, vivía el acusado junto a su hija Victoria y Cynthia Walker, madre de la menor, quien se encontraba fuera del domicilio para el momento de la agresión que acabó con la vida de la niña.

Actualmente el acusado está detenido en la cárcel del condado de Allegheny y fue acusado por homicidio y por arriesgar el bienestar de un menor.

Es repudiable lo que hizo, nada podrá justificar tanta violencia. Un pobre angelito partió al cielo antes de tiempo y después de ser víctima de un terrible sufrimiento a manos de quien la engendró. ¡Es desgarrador!

Todos tenemos que seguir alzando la voz contra la violencia, y promoviendo la importancia de denunciar cualquier acto de maltrato, hay que estar alertas ante las personas que tienden a ser agresivas y violentas. ¡Comparte esta noticia!