Las autoridades policiales están investigando el ataque de un perro pitubull en un metro de Nueva York, en Bajo Manhattan después de que un perro agrediera a una mujer de 22 años aferrándose a su zapato sin querer soltarlo.

Los pasajeros que fueron testigos del hecho aseguran que creen que el ataque fue provocado, mientras tanto la policía está tratando de identificar al dueño del perro.

Las escenas quedaron grabadas en un vídeo de un minuto donde se aprecia cómo el perro se agarra al pie de la joven y se rehúsa a soltarlo hasta que finalmente abandona la zapatilla.

“Deberías haber tenido a tu perro en una bolsa, una perrera, un bozal”, dijo uno de los testigos, TahSy Kyng, quien publicó el vídeo.

“No era un perro de servicio”, declaró el hombre que presenció el ataque ocurrido a las cuatro de la tarde del pasado viernes. Él viajaba en el metro junto a su novia para recoger a sus hijos cuando vieron cómo ingresó al vagón un hombre con un perro de raza pitbull. “El perro se sentó en mi pie”, relató.

Cuando la puerta se abrió al otro lado del pasillo, el dueño del perro se sentó y colocó a su perro en uno de los asientos. Cuando el animal se acostó golpeó a una pasajera que se encontraba al otro lado.

La pasajera reaccionó comentando que el perro no debería estar en un asiento sino en el piso por tratarse de un animal.

Desde entonces Kyng comenzó a grabar el vídeo cuando la mujer se dispuso a empujar al perro fuera del asiento, el dueño lo levantó y ella lo quitó una segunda vez.

El dueño reaccionó de manera agresiva contra la mujer que intentó impedir que su perro viajara sentado en un asiento, no quería que tocara a su perro.

“Empezaron a pelear, todos trataron de detenerlos, el perro se aferró a ella”, contó Kyng.

Cuando luchaban por sacar al perro se escuchaba cómo otros pasajeros le gritaban al dueño que lo liberara hasta que finalmente el animal soltó a la mujer y el propietario arrojó su zapato.

Finalmente, cuando el metro se detuvo en la parada de Wall Street, se veía cómo el propietario salía con su pitbull. El chofer ingresó al vagón para ayudar a la pasajera.

“Ese perro no era malvado. Fue solo un incidente que pudo evitarse”, dijo Denise León, una pasajera que presenció la situación.

El ministerio de transporte aseguró que los animales usen el servicio de transporte público deben viajar dentro de contenedores.

ladbible

Las escenas han estremecido las redes, la policía está luchando por identificar al dueño del animal. Comparte esta noticia.