Nuestros perros, además de hacernos compañía, se convierten en más que una mascota, también logran ser parte de nuestra familia. Pero, lamentablemente, nuestras ocupaciones del día a día no nos permiten estar todo el día junto a ellos.

Sin embargo, las guarderías para animales han sido un gran alivio para muchos humanos que llevan a sus mascotas para que reciban el mejor cuidado mientras ellos no pueden estar.

Muchas de estas guarderías se publicitan como centros de cuidados ideales para las mascotas, pero en ocasiones hay empleados que no siguen las políticas de la guardería y tienen un comportamiento muy violento que deja mucho que desear.

En Inglaterra, específicamente en Sheffield, los mismos trabajadores de una guardería canina llamada The Doggy Den, instalaron cámaras ocultas para dejar constancia del horrible trato que uno de sus compañeros de trabajo daba a los perritos.

Uno de los videos fue grabado en una habitación, en él podemos ver alrededor de 20 perros y solo 2 trabajadores a su cuidado.

Además, reportan que incluso había un dálmata gimiendo y llorando debido a que estaba encerrado en una diminuta jaula.

Los videos fueron grabados entre marzo y diciembre del año pasado, pero no habían sido revelados para evitar represalias de sus jefes; sin embargo, ya después de renunciar hicieron públicos los vídeos de maltrato.

En otras grabaciones, se muestra a un ex empleado, que ahora se encuentra en el ejército, pateando a varios perritos. No obstante, el gerente del Doggy Den asegura que estos casos son aislados, aunque no justifican los maltratos.

Nunca usamos las perreras traseras y la única razón por la que están allí es porque el Consejo insistió en que las tengamos. Nunca colocamos perros en jaulas por períodos prolongados”, escribió Tom Greatorex, el gerente, en una publicación de Facebook.

A su vez, también dio declaraciones de que el empleado que le dio una patada a uno de los perros es supuestamente amante de los animales, vegano y ha estado en el cuidado de perros por más de 10 años.

Además, él aseguró que los videos fueron tomados desde sus cámaras de seguridad, pero la realidad es que fueron tomados por las cámaras ocultas de uno de sus antiguos trabajadores que estaban hartos de las actitudes violentas del local.

Puedes ver el video a continuación:

Esperamos que pronto se aclare la situación y las malintencionadas personas reciban justicia por sus nefastos actos de violencia.

Recuerda no ser cómplice del maltrato y denunciar cada acto de violencia. Comparte esta noticia con tus amigos.