El caso de Gregory Tomkins es devastador, se trata de un hombre británico que vivía al sur de Londres, se dedicaba al sector de la construcción.

El día de Navidad estaba participando en una sesión de videochat a través de la cámara web de su ordenador, se conectó a esta sesión a través del servicio de mensajería instantánea Paltak, que tiene hasta ahora 6 millones de miembros registrados. Quienes entran a este foro son usuarios dispuestos a intercambiar insultos y agresiones verbales sin ningún tipo de pudor.

La plataforma PalTalk ha sido criticada generando controversia por ayudar a los terroristas a comunicarse.

En 2007, Kevin Whitrick, un británico de 42 años se suicidó en circunstancias similares, ingresó a la sala de insultos y fue perseguido por otros miembros hasta que se quitó la vida.

Gregory había tomado una decisión, iba a quitarse la vida mientras transmitía en vivo frente a la cámara web de su ordenador.

Los usuarios que estaban en línea se alarmaron al ver lo que ocurría y llamaron desesperadamente a los servicios de emergencia a pesar de que no conocían la ubicación del hombre.

Uno de los contactos lo describió como un “tipo divertido” que solía decir muchas cosas graciosas en la sala de chat pero que también “Se enojaba con mucha facilidad y comenzaba a actuar de manera imprudente.

Creo que era alguien muy solitario y con un pasado muy difícil, solía hablar bastante de ese tema”.

Aseguró también que era una persona de buenas intenciones, que ese foro de agresiones verbales no era el lugar indicado para él.

Cuando se conectaba a la sala de chat siempre solía encender el micrófono y hablar, pero esa vez no lo hizo y se quedó sentado. “Luego, en cuestión de 30 segundos, se levantó e hizo lo que hizo”, comentó uno de los usuarios.

Algunos participantes que se encontraban conectados en el chat fuera del Reino Unido expresaron su frustración al no poder llamar al número de emergencias desde el exterior y reprocharon a sus compañeros británicos por no haber llamado a tiempo para salvarle la vida a Gregory.

Las autoridades policiales de Londres fueron alertadas a las 3:36 de la mañana de la Nochebuena y cuando llegaron a la residencia de Gregory encontraron su cuerpo sin vida.

El anfitrión de la sala de chat, desde Estados Unidos, se lamentó por lo ocurrido y dijo que: “Cuando terminé ya era demasiado tarde”. Él le rogó al resto de los usuarios que llamaran al 999, al servicio de emergencias del Reino Unido.

Es el segundo hombre que se quita la vida en los últimos diez años, mientras transmitía un video en vivo a través de la sala de chat PalTalk.

Throat Punch, el anfitrión de la sala de chat, aseguró que sus intentos fueron inútiles, porque otros simplemente fueron testigos del suicidio de Gregory.

Lamentablemente, cuando los servicios de emergencia llegaron a la casa de Gregory para atenderlo ya era demasiado tarde.

A mediados del mes de diciembre Gregory actualizó su perfil de Facebook y adjuntó un texto que decía “Feliz Navidad”.

Dos días antes de su muerte escribió en su muro este mensaje: “Simplemente hazlo”, puedes visitar su perfil aquí.

Se presume que se unió a la sala de chat durante las primeras horas del día de Navidad, pero ese día no habló como de costumbre, se quedó en silencio.

Las autoridades policiales aseguraron que la muerte de Gregory no se consideraba sospechosa y que sus padres fueron informados sobre el trágico incidente.

Una vecina de Gregory, Janine Harmer, de 38 años dijo que escuchó golpes en el piso superior aproximadamente a las tres de la madrugada del día de Navidad.

Daily Mail

“Hubo muchos golpes, no sabía lo que estaba pasando. Siguieron los ruidos por unos minutos. La habitación está en la parte trasera, era una locura. Le pregunté a mi novio su alguien estaba construyendo un arca ahí.

“Solía tocar su música realmente fuerte a todas horas, desde el domingo a las 8:00 am hasta altas horas de la noche”, relató la vecina.

Otro de los vecinos comentó que presume que había tenido problemas con la policía, que ocasionalmente iban a su casa.

Aseguró también que Gregory era una persona muy solitaria y reservada.

Es lamentable que haya tenido un desenlace fatal ante la mirada de muchas personas, algunas impotentes de no haber podido salvarlo. Comparte esta devastadora noticia.