Existen imágenes de la vida real, que parecen de película, pero tristemente confirman el dicho de que muchas veces la realidad supera a la ficción. Y es que los vecinos de Mataderos, un barrio de la localidad porteña en Argentina, tuvieron que ser testigos de un impresionante accidente, cuyos efectos las cámaras lograron capturar.

Sucedió que una grúa de 60 toneladas de peso transportaba una piscina para ser instalada en el interior de un chalet, pero lamentablemente un error de cálculo o una desafortunada falla técnica hizo que se quebrara el brazo hidráulico que sostenía el peso. Inmediatamente perdió completamente el equilibrio, cayendo de lado sobre la pared frontal de la casa y provocando lo más inesperado para los residentes del lugar.

La grúa cayó sobre el techo de la casa partiéndolo completamente en dos

Cinco operarios del vehículo sufrieron diversas heridas y tuvieron que ser trasladados a los hospitales Piñero y Santojanni, confirmó Alberto Crescenti, titular del SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias).

Sin embargo, ya avanzada la tarde pudieron ser dados de alta, excepto uno de ellos, de 36 años, que presentó una fractura de tibia y peroné y será derivado a otro centro de salud más especializado.

Por su parte, la dueña de la vivienda, que se encontraba dentro del hogar supervisando las tareas, sufrió un traumatismo severo en el hombro y también debió ser hospitalizada, pero afortunadamente también fue dada de alta en pocas horas.

El hecho ocurrió después de las dos de la tarde, cuando la máquina trataba de manipular la piscina a fin de ser empotrada en el patio de la vivienda familiar, ubicada en la calle Saladillo, 20 metros antes de la intersección con la calle Pila.

Según precisaron las fuentes, el objetivo de la maniobra era trasladar la piscina desde la calle hasta el fondo de la vivienda, pasándola por encima del techo.

Si bien al momento se desconocen con exactitud las causas reales del incidente, los vecinos confirmaron que “vieron cómo se partió uno de los brazos hidráulicos, que hacían de barra de contención, en el mismo momento en que la grúa descargaba la piscina”.

Pero fue justo ahí cuando al perder el equilibrioquedó incrustada impactando contra el techo del domicilio. El vehículo quedó de costado sobre dos contenedores, que impidieron que volcara completamente, lo que hubiese ocasionado un daño aún mayor.

Aunque se barajaba alguna hipótesis de que talvez el incidente se pudo haber ocasionado  a un error de cálculo de proporción entre el peso de la piscina y lo que podía soportar la grúa, algunos conocedores del tema apuntan a una falla técnica propiamente del brazo hidráulico, que al quebrarse, ocasionó el desequilibrio e impacto inevitable. Pero, sin duda, analizan que de no ser por los contenedores que estaban debajo, pudo haberse ocasionado una verdadera tragedia.

Un vecino señaló que la familia dueña del chalet “está destruida”.

“Pasaron de una alegría tan grande como cumplir el sueño de tener una piscina en casa, a una desgracia absoluta”, expresó el hombre.

“Fue dentro de todo con suerte porque no hubo muertos y si no hubieran estado los contenedores la grúa habría partido por completo la casa”, concluyó.

“Fue un estruendo que hizo temblar mi casa. Pensé que había sido un choque de autos”, agregó otra vecina.

En el lugar, al momento trabajan bomberos y cuatro grúas de gran tamaño para realizar el arduo operativo de levantar la grúa con particular cuidado, de modo que no se causen mayores estragos y se la pueda regresar a su posición original.

Además, acudieron al lugar siete ambulancias del SAME. Por precaución, se evacuaron a vecinos de los alrededores y la electricidad fue cortada en toda la manzana.

Otra toma al interior del domicilio, pudo capturar la piscina de fibra de vidrio de grandes proporciones, que al perder el equilibrio la grúa, cayó estrepitosamente sobre el patio del domicilio.

TN / Guillermo Rodríguez Adami

Afortunadamente, un inesperado accidente pero con mucha suerte y sin muertes que lamentar. Esperamos que todas las fuerzas trabajen conjuntamente para recuperar la normalidad en Mataderos. Con este incidente, más de una familia se lo pensará dos veces antes de querer instalar una piscina en casa, o preferirá refrescarse de otro modo en los días calurosos.

No te vayas sin compartir este inesperado incidente, pudo ser mucho peor, por suerte no hubo pérdidas humanas.