La agresión racista que sufrió Delsie Gayle en un avión de Ryanair que viajaba de Barcelona a Londres generó una ola de reacciones en el mundo, miles de personas condenaron el hecho mostrándose indignados por la reacción de la aerolínea después de que un pasajero insultara a la mujer.

El hombre se negó a sentarse a su lado y la agredió verbalmente haciendo alusión a su color de piel. Incluso amenazó con empujarla si no la cambiaban de asiento.

Delsie, de 77 años, viajaba con su hija, padece artritis y le cuesta moverse con rapidez lo que desató la furia del pasajero que se disponía a sentarse a su lado junto a la ventana.

Nunca pensó ser objeto de insultos tan crueles de parte del pasajero que le dijo entre otras cosas: “Fea bastarda”.

Después de que un vídeo grabado por uno de los testigos se hiciera viral, ella ofreció declaraciones a los medios de comunicación. “Estoy muy deprimida por lo sucedido”.

“No he hecho nada para que me ataquen así por el color de mi piel”, alegó ella.

El Ministerio de Fomento aseguró que está estudiando el caso para sancionar al hombre calificándolo como pasajero conflictivo. Delsie no comprende por qué sufrió ese cruel ataque y sigue estando muy afectada desde el incidente.

El organismo atendió la denuncia de miles de personas que se pronunciaron al respecto en las redes sociales argumentando que la línea aérea atendió a la solicitud del pasajero cambiando a Delsie de lugar. Lo que muchos reclaman es que debió haber sido expulsado por propinarle insultos a la mujer y cometer una grave agresión racista, en la opinión pública ha surgido un debate sobre este caso porque la víctima no sufrió la protección necesaria.

Relató que llora cada vez que lo recuerda. “Me voy a la cama y pienso qué he hecho para que me agredan así”.

Además, explicó que nunca le ha tocado vivir una experiencia similar en ninguno de sus viajes.

Su hija comentó que ningún representante de la aerolínea les ha pedido disculpas por el amargo momento que vivieron a pesar de que en el momento de la agresión ella reclamó a la tripulación en cabina.

Esperamos que Delsie pueda superar esa desagradable experiencia, su rostro se ha convertido en el de todas las víctimas de racismo. Nadie debería ser discriminado por su condición, no hay justificación alguna para la agresión que cometió el pasajero.

TC

Comparte las declaraciones de Delsie, y déjanos saber tu opinión.