Después de que el video de la mujer golpeando a un taxista de Uber se hiciera viral, causando gran indignación en las redes, se ha podido conocer la identidad completa de la joven y sus polémicas declaraciones frente a lo sucedido.

Solange Estrada Liza, de 27 años, reaccionó agresivamente cuando el taxista de Uber, Franklin David Mendoza Castillo, decidió no aceptar llevarla al destino solicitado por considerar que se exponía a una zona de peligro.

Después de que Franklin procediera a grabar todo el altercado en el que la joven se burlaba de él, lo discriminaba utilizando calificativos peyorativos y finalmente aceptaba bajarse del taxi no sin antes golpearlo, Solange ha decidido defenderse.

Lo ha hecho en vista de la ola de críticas que recibió en las redes sociales, alegando que ha tenido que dejar de trabajar, y que incluso ahora hasta su familia está siendo afectada por el acoso al que ha sido sometida.

La joven ha dicho que el taxista sólo procedió a grabar una parte de la discusión, y que prácticamente la provocó hasta que finalmente ella le pegó. Asegura que previamente el hombre la “maltrató” primero, y cuando en una entrevista en un medio peruano le han hecho recapacitar sobre su mal proceder, ha dicho que no se arrepiente de nada.

“Yo no tengo por qué pedir disculpas a nadie porque ha sido una reacción, de repente una mala reacción, pero ha sido una reacción”, declaró Solange.

Tanto el conductor del taxi como la joven agresora fueron entrevistados en un programa de más de 40 minutos de duración, donde han expuesto sus respectivas versiones.

Pero aunque Solange refutó todo lo que el video demuestra con creces, la entrevistadora no ha encontrado más que a una chica caprichosa, que en el propio metraje trató despectivamente al hombre:

“Por eso eres taxista y así te vas a morir”.

Y por si fuera poco en la entrevista volvió a agredirlo psicológicamente, dando a entender que “si fuera inteligente, habría rechazado el viaje”.

Estas son las increíbles declaraciones de la joven:

En otro momento, Solange ha insistido en que ella actuó así porque el conductor no quiso esperar ni 1 minuto para que ella pudiera conseguir un taxi. Y empezó a subir y bajar las ventanas y a “golpearla en el brazo” para que se bajara.

“Si él me lo hubiese dicho de buena manera quizás hasta me bajaba en medio de la AVENIDA porque estábamos en plena autopista. Ni siquiera se pegó a la derecha para bajar, nada”, agregó.

Pero su versión de “las  ventanas”,  por ejemplo, quedó enseguida desmentida por el conductor, que declaró que su auto tiene un sistema diferente y que él haya podido hacerlo era imposible.

Por último, la misma joven quedó en evidencia tras declarar que estaba bebida y que golpeó al taxista y le dio una bofetada.

Youtube / Tengo algo que decirte

“Había bebido, estaba sola, quería que me baje al medio de la calle, solo le había pedido un minuto mientras pedía un taxi. Eso era todo lo que yo quería y él se negó rotundamente diciéndome que a él no se le daba la gana de esperarme porque estaba perdiendo dinero”, concluyó.

Pero a pesar de sus polémicas declaraciones, muchos coinciden en que ahora es muy fácil inventar toda una historia, pero lo que es cierto es que la discrimación y la agresión verbal y física existió y para muchos nada justifica la violencia.

Parece que la polémica continúa ¿A ti qué te parece? Comparte tu opinión con tus amigos.