Desde que Patricia Aguilar, la chica española que fue rescatada por su heroico padre de manos del gurú de la secta gnóstica peruana, muchos interrogantes han surgido alrededor sobre el futuro que le depara.

Recientemente, su tía Noelia, ha dado una entrevista en un medio español donde ha relatado los detalles de las condiciones en las que se encuentra tanto ella como la bebé que tuvo con el hombre que la retuvo.

Actualmente, la prioridad es velar por hacerle todos los reconocimientos médicos y asegurar que su vida no corre riesgo, para después pensar en los trámites legales a seguir para poder llevar a Patricia y a su bebé a España.

Sin embargo, no lo tienen fácil, ya que la bebé tendría que ser inscrita en Perú y después tener el permiso del padre para viajar, Félix Steven Manrique Gómez, quien ya se encuentra detenido.

La multitud estuvo a punto de linchar al supuesto gurú de la secta cuando fue detenido

Las autoridades sanitarias peruanas confirmaron que tras el encierro, la joven contrajo una bacteria, propia de la selva peruana. 

La tía de Patricia ha declarado además que vivían en condiciones deplorables, y “los alimentos les llevaban tan sólo una vez a la semana”.

“Vivían hacinados con animales, y ahora se esperaría a ver en qué condiciones de salud y emocionales se encuentra tanto Patricia, como la bebé, de la que han dicho que “literalmente se la estaban comiendo los mosquitos”.

La misma policía ha asegurado que de haberse demorado un poco más en el rescate, le habría incluso costado la vida a la recién nacida.

Y en medio de estas angustiosas condiciones, la joven de 19 años dio a luz sola ayudada por una vecina de la zona, quien hizo de partera. Situación que ahora alarma mucho a sus familiares, ya que Patricia padecía de una grave cardiopatía, y si de hecho el consumo de las hierbas con las que las drogaban ya suspuso un riesgo para su salud, el haber dado a luz sin ser controlada por un cardiológo, suponía una amenza de muerte súbita, de la que se ha salvado de milagro.

Y lo más indignante es que el hombre habría sabido de esta condición de Patricia y no hizo nada al respecto.

Los diferentes medios, la opinión pública y los usuarios de las redes sociales no han dejado de aplaudir el valiente gesto del padre de Patricia, a quien lo han llamado el “padre coraje”.

La policía peruana ha reconocido, de hecho, que sin la insistencia de Alberto Aguilar, quien viajó por última vez desde Alicante a Perú para presionar a las autoridades en la búsqueda, el éxito del operativo habría sido imposible.

Ahora que el secuestro físico ha terminado, la tía de Patricia asegura que les queda un reto mayor aún por delante, y son las secuelas del secuestro psicológico. Ya que tanto Patricia, como algunas de las chicas que todavía quedaron en ese encierro, están convencidas de las doctrinas de la secta gracias al “lavado cerebral” que hicieron con ellas.

Se supo además que el daño no fue sólo hacia las chicas, sino más grave aún hacia los hijos que vivían cautivos allí, ya que se ha comprobado que fueron explotados laboralmente en la cosecha, para que así todos tuvieran de qué alimentarse.

Espejo Público

Noelia ha reflexionado sobre el largo camino que les queda con Patricia, ya que saben que ahora estará incluso molesta con la familia por haberla rescatado del encierro, y llevarla a la fuerza a un lugar del que voluntariamente decidió irse un día.

#CasoSectaReligiosa | ¡Así vivían la española y otras mujeres en secta espiritual! Los agentes de la policía captaron en video el momento que llegan al lugar y rescatan a estas personas en medio de un operativo en el VRAEM .Más noticias: https://goo.gl/zQtt23

Publicada por Perú Channel TV en Jueves, 5 de julio de 2018

Es increíble que en pleno siglo XXI estos creedores del saber y del fin de los tiempos adoctrinen con falsos presupuestos a menores y les causen el peor daño pensable. Afortunadamente, gracias a este padre coraje, muchos otros padres pueden respirar en paz.

Comparte esta impactante noticia con tus amigos y que sea una advertencia de que sucesos tan inauditos como estos, son posibles en nuestros días.