Es lamentable que algunas personas con complejo de superioridad tengan comportamientos abusivos sobre los más vulnerables.

Tomek es un hombre indigente que fue víctima de un grupo de turistas británicos que se aprovecharon de su necesidad mientras celebraban la despedida de soltero de uno de ellos.

Tomek siempre había querido conocer España, y si no hubiese sido porque días antes de casarse descubrió la infidelidad de su novia hubiese sido el destino elegido para su viaje de novios.

Tras esa triste experiencia Tomek dejó su trabajo en la cocina de un hotel de cuatro estrellas de Polonia y sufrió una severa depresión que lo dejó en la calle sobreviviendo en soledad y abandono.

Un grupo de turistas se aprovechó de la vulnerabilidad de este hombre y decidieron hacerle una broma pesada y dolorosa.

Le pagaron 100 euros para que se tatuara en la frente “Jamie Blake, North Shields NE2”. Aunque Tomek asegura que esa noche tenía la mente nublada recuerda que ese dinero le pareció una fortuna.

Cuando vives en la calle, tienes hambre y sed esa esa cantidad de dinero es como ganar la lotería”.

Asegura que sufrió mucho. Cuando la aguja del tatuador llevaba un rato perforando su piel, se convirtió en una tortura y le pidió que no siguiera.

Si yo que estaba totalmente borracho sufrí tanto, no puedo imaginar lo doloroso que debe ser para una persona sobria”.

Después de este lamentable incidente Tomek regresó a Benidorm, para hacer una denuncia ante el Servicio de Atención al Turista Extranjero de la Policía Nacional (SATE) .

Los comerciantes británicos de Bernidorm como solidaridad con este indigente iniciaron una campaña de GoFundMe que les ha permitido recaudar más de 4.080 euros para pagar tratamientos médicos y prestarle asistencia social.

Karen Cowles declaró que Tomek estaba en Granada, pero tras el revuelo que ha causado en las redes la publicación de su imagen en Twitter y conocer que el Ayuntamiento intentaba localizarlo para brindarle ayuda decidió regresar a Benidorm.

Karen lo acompañó a las dependencias del SATE para poner su caso en manos de la Policía y evaluar si es posible que los turistas reciban una sanción por el acto de maltrato que cometieron.

Intentó poner la denuncia en Granada, pero por causas desconocidas no pudo concretarla, así que contactó con la asociación para volver”.

Karen narró que Tomek mostró mucho entusiasmo en iniciar una nueva vida.

El siguiente paso que Tomek debe seguir es una revisión médica en una clínica privada de la ciudad, el Hospital Clínica Benidorm, donde recibirá la atención necesaria.

El doctor de urgencias, Fernando Sánchez dijo que el centro de salud también se ofreció a borrar el tatuaje de su frente de manera gratuita.

Esto permite que el dinero recaudado sea destinado en los tratamientos médicos para curar sus problemas de espalda y costear las terapias de rehabilitación de alcoholismo.

Karen declaró que los donativos no solo han sido realizados por ciudadanos británicos sino también españoles y de otros países.

Si mi historia es capaz de ayudar a una persona que viva en la calle, seré feliz”.

Facebook

Tomek quiere que su historia pueda ayudar a crear conciencia sobre cómo respetar y tratar bien a todas las personas sin hogar.

Este hombre manifestó su profundo agradecimiento a Karen y a todos aquellos que de alguna manera han colaborado con él. Comparte esta historia… ¡Basta de abusos!