Desde hace más de siete meses que Elizabeth Avalos no sabía nada de su hija de siete años y emprendió una campaña en las redes sociales para ayudar a encontrarla, presumía que podría estar en Malasia o en Indonesia.

El pasado 05 de julio de 2017, la pequeña Alum salió del colegio junto a su papá y no la volvieron a ver más en Argentina, donde vivía.

Jorge Gabriel Langone, padre de la menor, quien no tenía la custodia, logró llevársela del país cruzando Bolivia, Brasil y Malasia.

“Es inexplicable la sensación, no encuentro palabras para explicarlo, una madre o un padre pueden imaginarlo, la sensación es que te falta oxígeno”, comentó Elizabeth desesperada.

Desde hace más de siete meses que Elizabeth Avalos no sabía nada de su hija de siete años y emprendió una campaña en las redes sociales para ayudar a encontrarla, presumía que podría estar en Malasia o en Indonesia.

El pasado 05 de julio de 2017, la pequeña Alum salió del colegio junto a su papá y no la volvieron a ver más en Argentina, donde vivía.

Jorge Gabriel Langone, padre de la menor, quien no tenía la custodia, logró llevársela del país cruzando Bolivia, Brasil y Malasia.

“Es inexplicable la sensación, no encuentro palabras para explicarlo, una madre o un padre pueden imaginarlo, la sensación es que te falta oxígeno”, comentó Elizabeth desesperada. A través de un perfil de Facebook compartían los avances de la búsqueda.

Los padres de la menor estaban en el proceso judicial sobre la custodia de Alum que fue otorgada a la madre desde que comprobaron que él había abandonado el país con la pequeña.

Jorge, de 41 años, apodado como “Gito” viajó junto a su actual pareja Candela Soledad Gutiérrez, de 35 años, y su hija utilizando otra identidad y haciéndose pasar por una familia.

Los dos tenían una orden de búsqueda y captura de Interpol y sus pasaportes fueron anulados, mientras que Alum estaba en la lista de personas desaparecidas de la organización policial internacional.

La pareja embarcó desde Brasil hasta Malasia donde la denuncia de la madre de la niña alertó a las autoridades y desde la cancillería de Argentina colaboraron con ella pagándole los boletos para que pudiera viajar a encontrar a su hija.

Finalmente, las autoridades hallaron a Alum Avalos quien pronto volverá a reencontrarse con su madre después de ser secuestrada por su progenitor hace casi ocho meses.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó a través de un comunicado que la niña estaba en Indonesia y que sería entregada en las próximas horas a su madre, quien ya se encontraba en el país mientras participaba en el operativo de búsqueda.

El gobierno de Argentina agradeció profundamente a las autoridades de Indonesia, en especial a la policía de Yakarta y a la de Sulawesi, y a la Interpol por hacer posible que la niña apareciera.

Infobae / Clarín / TN

Afortunadamente pronto estará junto a su madre, seguramente recibirá toda la ayuda psicológica necesaria para recuperarse de esa experiencia tan dura. Comparte esta noticia.