Todos los animales que son trasladados de un lugar a otro incluso nuestras mascotas, requieren de permisos especiales y condiciones básicas de viaje. Por otra parte, hay animales cuyo traslado o comercialización es un delito, sin embargo, el contrabando animal es más común de lo que se cree, especialmente si se trata de animales exóticos y en peligro de extinción. Las autoridades no dejan de esforzarse por evitar que están cosas ocurran.

No obstante, en México gracias a un perro de rastreo encontraron algo completamente inesperado.

Pues en una empresa de envíos por correo había una caja plástica de color azul y con pequeños orificios que alertó al perro. Las autoridades se dispusieron a examinarlas y se encontraron con un tigre de bengala cachorro, se encontraba sin alimento y sobre una cama de periódicos.

El “paquete” era enviado desde el estado occidental de Jalisco hasta el estado central de Querétaro, un aproximado de 322 kilómetros.

Evidentemente, fue incautado y llevado a los organismos correspondientes, el tigre de unos dos meses de edad se encontraba sedado y no tenía alimento en la caja, a pesar de eso después de que el equipo de protección de fauna silvestre lo llevara ante especialistas determinaron estaba completamente sano, solo estaba un poco deshidratado.

Hasta el momento de ser encontrado ni los sedantes, ni la falta de alimento había significado un riesgo para su salud.

El siguiente paso que tomará la Policía Federal de México, es rastrear las direcciones y las personas implicadas en el envío y recepción del animal. Debemos recordar que los tigres de bengala como este pequeño cachorrito se encuentran en peligro de extinción y la forma es que fue embalado puede interpretarse como maltrato animal y un riesgo para la especie.

Los responsables tendrán que enfrentarse ante las autoridades y pagar por su delito.

CNEEspanol / FoxNews

Esto es muy común en países cuyos animales exóticos, tropicales y silvestres abundan el contrabando entre países asiáticos y africanos para su comercialización. Esto es un problema grave que cada año acaba con la vida de muchos animales.

Sin embargo, según los informes del Departamento de Recursos Naturales de México en el pasado han incautado a otros tigres blancos y a un oso negro. Esperamos que este caso sea resuelto, el pequeño tigre pueda ir a un lugar seguro y que los responsables paguen por sus delitos.

No olvides compartir esta historia y hacer eco de ella para que todos manifiesten su rechazo a este tipo de actos.