El terror se apoderó de Quilmes, una ciudad argentina ubicada al sudeste de Buenos Aires, Argentina, cuando salió a la luz la noticia del estremecedor hallazgo de dos niños muertos en un refrigerador.

Los pequeños identificados como Tiziano Vicente de 5 años y su primo Kevin García de 4 años, fueron encontrados dentro de una nevera abandonada detrás de la vivienda de la madre de uno de los menores en una localidad llamada Villa Luján.

Aproximadamente a las 12 horas del pasado martes, una joven de 23 años identificada como María Soledad Vicente, denunció la desaparición de su hijo Tiziano y de su sobrino Kevin, quienes habían salido a dar una vuelta en bicicleta y no habían regresado a su casa tras más de 6 horas.

Los vecinos se movilizaron para buscar a los niños, incluso cerraron el acceso de las calles para clamar por la aparición de los menores.

Las autoridades policiales comenzaron a revisar la vivienda de la mujer y hallaron una nevera abandonada entre montones de basura ubicados al fondo de la casa.

Cuando la abrieron se encontraron con la devastadora escena de los cuerpos sin vida de los dos menores, no pudieron comprobar si se trató de un asesinato o si los pequeños se encerraron por sus propios medios y fallecieron asfixiados sin poder salir.

El caso está a cargo del Dr. Ariel Rivas, Fiscal Nº1 de Quilmes, esperan los resultados de la autopsia para tomar las medidas pertinentes. Mientras tanto, la mujer que realizó la denuncia permanece en la causa en calidad de “testigo”.

Según el informe preliminar de los médicos forenses, el cuerpo de los menores no presentaba lesiones.

Investigan si los niños se encerraron en el interior del refrigerador por voluntad propia mientras jugaban, así como la presunta negligencia de la madre que estaba a cargo de su cuidado.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue judicial de La Plata, esperan confirmar si la muerte fue causada por un accidente o si se trata de un doble homicidio.

En la imagen, el pequeño Tiziano:

Y este es su primo Kevin:

bigbangnews / Clarín

Los policías tomaron declaraciones de varios vecinos, pero no han servido para determinar con certeza lo ocurrido.

“Es clave para establecer qué les pasó a los chicos la autopsia, hasta el momento no tenemos testigos que los hayan visto entrar en el refrigerador por su cuenta o si estaban con una tercera persona”.

Esperamos que se esclarezcan las causas de la tragedia que acabó con la vida de estos dos menores. Es un desenlace fatal, es importante mantener a los pequeños bajo una supervisión permanente, sobre todo cuando a su edad no son capaces de reconocer el peligro.

Comparte esta devastadora noticia, paz a los restos de estos dos ángeles.