Mara Fernanda Castilla desapareció el pasado 8 de septiembre después de contactar a la empresa de transporte Cabify para regresar en un taxi a su casa.

La joven estudiante se encontraba compartiendo con sus amigos en un local nocturno, avisó a su hermana que regresaría a casa en un taxi pasadas las cinco de la mañana.

Pero nunca regresó, puedes recordar la noticia aquí.

Según lo que grabaron las cámaras de seguridad, el chófer llegó a la residencia de Mara pero nadie se bajó del vehículo. La fiscalía decidió detener al conductor a pesar de que el pasado sábado ofreció declaraciones ante el Ministerio Público de forma voluntaria.

Se pudo comprobar que Ricardo Alexis, chófer del vehículo que trasladó a Mara estaba implicado en su desaparición. La noticia ha conmovido a todo México, los familiares de Mara estaban devastados ante el pronóstico que ella hubiera sido víctima de una red de trata de personas.

Lamentablemente la joven fue encontrada muerta el pasado viernes, Tony Gali, gobernador de Puebla ha confirmado la noticia a través de su Twitter.

El conductor del vehículo asesinó a Mara en un motel, hallaron el cuerpo en la junta de Santa María Xonacatepec, una población pequeña que está ubicada a 15 kilómetros de la capital de Puebla.

Las autoridades localizaron en una casa en el Fraccionamiento Malintzi en el Estado de Tlaxcala ropa y objetos de la joven.

El gobernador aseguró que: “Todo el peso de la ley a los responsables del crimen de Mara Castilla, revisaremos con rigor los estándares de seguridad de Cabify”.

El único sospechoso es el conductor del vehículo, las autoridades comprobaron rastreando el teléfono de la joven que estuvo en los mismos sitios que el conductor.

El presunto asesino trasladó a Mara al motel Del Sur, cuando la policía revisó la habitación donde estuvo con ella faltaba una sábana y una toalla. El cuerpo de Mara apareció a las 13:00 horas envuelto en una sábana del mismo motel.

El chófer está entre rejas, lo acusaron de privación de libertad y homicidio, fueron siete días de agonía para la familia de Mara tras su desaparición en los que nunca recibieron una petición de rescate, solamente una llamada anónima donde les aseguraron que ella estaba bien.

Las autoridades presumen que la joven fue asesinada el mismo día de su desaparición, el pasado 8 de septiembre.

La empresa Cabify, lamentó el fallecimiento de Mara, muchos han criticado las políticas de seguridad de la empresa que presume de ofrecer un servicio mucho más seguro que el resto. Los conductores deben aprobar controles psicométricos, de conducción y antecedentes.

Twitter

La empresa renuncia a “cualquier obligación, reclamación o daños surgidos”, entre el usuario y el transportista. Pero al gobierno aseguró que investigarán a Cabify.

El gobernador de Puebla informó que por la dolorosa noticia de la muerte de Mara cancelaría el cóctel que estaba programado para celebrar el Día de la Independencia, también, tomando en cuenta la solidaridad con las familias de Chiapas y Oaxaca que fueron víctimas del terremoto del pasado 7 de septiembre.

Es lamentable lo que ocurrió, y aunque nada devolverá la vida de esta joven que tenía tantos sueños por cumplir, nos consuela que se haga justicia. Compartamos un mensaje de solidaridad con sus familiares y amigos en tan doloroso.