La muerte de la reportera Kim Wall conmocionó al mundo, ella desapareció el pasado 10 de agosto mientras hacía un reportaje dentro del submarino UC3 Nautilus que inventó Peter Madsen, un ingeniero de 46 años que fue acusado por homicidio.

Presuntamente, el submarino se hundió y él pidió ayuda, fue rescatado el 11 de agosto y alegó que la joven periodista había salido de la embarcación el día anterior, puedes recordar la noticia aquí.

El novio de la chica reportó su desaparición al ver que transcurrían las horas y no recibía noticias de ella.

El misterio comenzó a resolverse cuando un ciclista encontró cerca de la playa el 21 de agosto, el cadáver de una mujer que había sido mutilado y del que solo quedaba su torso. A través de pruebas de ADN comprobaron que se trataba de Kim Wall.

No se sabe qué pasó en el submarino, pero comprobaron la presencia de una tercera persona que fue vista antes de que salieran en el puerto de Copenhague según la información de varios testigos.

El inspector Jens Møller, aseguró en declaraciones a los medios de comunicación que “Tenemos información al respecto y también sabemos quién es”, comentó que descartan que esa persona sea sospechosa del crimen.

Días después de su detención, el acusado le confesó al juez que la joven había muerto por accidente dentro de submarino y que había enterrado su cuerpo en una playa cercana.

Actualmente, el ingeniero presenta cargos por homicidio negligente en circunstancias particularmente agravantes”, a pesar de que sigue negando el asesinato.

El pasado 03 de octubre, hallaron videos de macabros crímenes de tortura en el ordenador de Peter Madsen, sobre todo de actos de violencia contra mujeres, las autoridades encontraron mucho material gráfico de este tipo y durante la audiencia del pasado martes en la corte de Copenhague mencionaron el hallazgo.

Presumen que las imágenes son reales y están protagonizadas por mujeres estranguladas, decapitadas, quemadas y torturadas. La autopsia de Kim demostró que presentaba numerosas heridas de arma blanca en su caja torácica  y en los genitales que habrían sido infligidos antes o poco después de su fallecimiento.

Ante este hallazgo en el taller donde trabajaba, él aseguró que el disco duro de ese ordenador no le pertenece. La hipótesis que se maneja en la investigación es que el ingeniero asesinó a Kim como parte de una fantasía sexual.

Finalmente, la desmembró para después mutilar su cuerpo, los agentes siguen buscando los restos de las extremidades de Kim en el mar.

El acusado alegó que la joven murió por accidente y que al enterarse “en ese incidente” trató de suicidarse porque sus experimentos habían causado la muerte de Kim. Decidió hundir el submarino voluntariamente, hasta que fue rescatado por una embarcación privada.

El ingeniero aseguró que ella murió cuando una escotilla de 70 kilos cayó impactando contra su cabeza, el pánico le hizo reaccionar arrojando el cadáver por la borda, en sus declaraciones, dice en reiteradas veces que el cuerpo de Kim estaba intacto.

BBC / Straitstimes

Pero las autoridades presumen que desmembró el cuerpo de la reportera antes de arrojarlo al mar.

Es lamentable que la joven haya muerto a manos de tanta violencia, no hay ninguna justificación para un crimen como este y aunque nada podrá recuperar su vida esperamos que se haga justicia.

Comparte esta información, todos debemos condenar y prevenir la violencia de género.