Recientemente conocimos las imágenes de “La Doncella”, una momia inca que causó revuelo por ser una de las mejores preservadas del mundo. Sus restos reposan en el Museo de Arqueología de Alta Montaña, en Argentina, expuesta desde el 2017. Puedes recordar la noticia aquí.

Ahora un nuevo hallazgo impresiona a los medios de comunicación, se trata de “Juanita”, una momia inca congelada que permanece intacta y que ha revelado los sacrificios que hacían los incas, en Perú, a las mujeres vírgenes que ofrecían como máxima ofrenda a sus dioses.

El estado de conservación de Juanita es impactante, fue hallada en 1995 en la cima del volcán Ampato en Perú, en uno de los centros arqueológicos más altos del mundo, a 6.300 metros de altitud.

Su cuerpo está expuesto en el Museo Santuarios Andinos de la Universidad Católica de Santa María (UCSM), en Arequipa, una ciudad ubicada al sur de Perú.

Juanita está en una doble urna donde permanece a 19 grados Celsius, para garantizar su preservación. Dos semanas antes de su hallazgo, realizado por el arqueólogo estadounidense Johan Reinhard, se precipitó 200 metros por la erupción del volcán Sabancaya, aledaño al Ampato y eso deterioro su piel, perdió los tejidos que cubrían su rostro.

Hasta entonces, ella había estado sepultada entre hielo y nieve por más de 500 años.
El arqueólogo bajó de la montaña cargando el cuerpo de Juanita que pesaba 44 kilos porque reconoció su gran valor histórico.

Johan Reinhard también descubrió a tres momias en Llullaillaco, Argentina que se han conservado en excelente estado.

Los expertos y los visitantes del Museo que han visto a esta momia quedan consternados con el estado en el que se mantiene, se pueden observar incluso sus venas.

¿Quién era Juanita?

El cuerpo pertenece a una niña de 13 años, que fue elegida como ofrenda para los dioses de los incas.

La momia nunca pasó por un proceso de momificación para conservar el cuerpo, Juanita fue sacrificada y sus órganos permanecieron intactos y el hielo la mantuvo incluso en la misma posición en la que murió.

Según el arqueólogo Reinhard, la congelación es el mejor método para conservar los cuerpos, incluso llegan a mantener la sangre dentro.

Se pudo comprobar con las investigaciones posteriores al hallazgo de Juanita que era del altipano de Perú, y que fue escogida para ser sacrificada y ofrecerla como un regalo importante a las montañas, que eran consideradas dioses para los incas.

Es posible que ella haya sido ofrecida al volcán Ampato para opacar su furia, ya que una erupción pudo causar gran sequía en la árida zona.

Para muchos resulta n crimen repudiable asesinar a una niña para ofrecerla a un dios, pero en la cultura de los incas era un honor entregar como ofrenda a los “seres más puros”. No ha sido posible conocer cuántos sacrificios de este tipo fueron realizados.

EFE / El Universal

Juanita estaba vestida con tejidos delicados, y finamente elaborados, que están expuestos junto a su cuerpo en el Museo.

¿Qué te parece? ¡Comparte este hallazgo histórico con tus amigos!