Son innumerables las mujeres embarazadas que cuentan los días para la llegada de su bebé y poderlo abrazar y llenar de mimos y abrazos. Ciertamente, no todas poseen la bendición de traer un hijo dentro de la comodidad de un hogar, con la solvencia económica suficiente y el apoyo de su pareja para educarlo y sacarlo adelante.

Muchos bebés vienen a este mundo sin ser deseados y entonces viene la desesperación y el conflicto de sentimientos encontrados. Algunas acuden a la cruda realidad del aborto y otras enfrentan otra decisión, no menos dura que la primera, de darlo en adopción.

Es lo que esta increíble y desconsolada mujer se vio en la necesidad de hacer y ahora valientemente ha decidido compartir el conmovedor y descorazonador momento decisivo.

Este es el conmovedor video de despedida que Hannah dedica a su bebé Tagg antes de ser dado en adopción

Aquel en el que, con el corazón en la mano, dirige las últimas palabras desde lo más profundo de su corazón, a su bebé recién nacido, antes de entregarlo en adopción.

Ella es Hannah Mongie, una mujer de 21 años, proveniente de Utah, y esta es su historia.

Hannah tenía 18 años cuando quedó embarazada de su novio Kaden Whitney, con el que apenas llevaba dos meses de relación.

Ella se enteró de su embarazo cuando apenas había terminado la secundaria. La noticia llegó totalmente de sorpresa y ambos eran muy jóvenes para afrontar la venida de un bebé y todo lo que eso supone. Por eso la pareja había pensado en la posibilidad de dar a su hijo en adopción, ya que no estaban preparados.

Sin embargo, dos meses después recibió otra noticia aún peor que le destrozó el corazón por completo: su novio, misionero de la iglesia, falleció mientras dormía.

Fue ahí cuando tomó la decisión más difícil de su vida: dar a su hijo en adopción.

Después de dar a luz estuvo 48 horas con su hijo, antes de entregarlo a su nueva familia, tiempo en el cual Hannah grabó un momento muy emotivo para el niño explicando los motivos de su decisión… Era la despedida para su hijo. ¡Imposible no llorar!

“En mi cita de control de embarazo, con 8 semanas de embarazo, escuché por primera vez el latido de tu corazón. Tu papá Kaden no estaba porque tenía clase. Pero le mandé un mensaje y se emocionó. Quiero que sepas que te amo y que tomé esta decisión por amor…

...Si no te amara, no estaría en esta posición y no tendrías a esta familia adoptiva tan maravillosa. Termino este video para darte muchos besos antes de entregarte a Brad y Emily … Te amo mi pequeño niño, mi sol, lo siento, te amo demasiado”.

En el video explicó las razones que la llevaron a renunciar a su bebé y aseguró que consideraba que estaba haciendo lo correcto

El video fue subido a su canal de youtube y ya cuenta con 800.000 reproducciones y más de 3.000 comentarios.

Hannah, con su bebé y Emily, la madre adoptiva

Hannah explicó que dio a su hijo Tagg en adopción en marzo de 2016. Y relató que “El video fue creado para que él pueda mirar hacia atrás y saber que esta decisión fue hecha por amor a él. Nunca tendrá que pensar que “lo abandoné” o que no lo amaba. Él siempre podrá saber que lo amo más que a nadie en este mundo”.

En su canal ella expresó que espera que cualquiera que vea “El video pueda obtener una nueva perspectiva de lo que atraviesa la madre biológica cuando da a su hijo en adopción”.

“Es lo más GRAVE de un acto sin corazón. Muestra la definición del amor. Amar a alguien tanto es sacrificar tu felicidad por ellos.”

“Mucha gente ha estado haciendo comentarios sobre mí, posiblemente porque han visto fotos de él con el paso del tiempo … Esta es una adopción ABIERTA. Puedo verlo todo el tiempo gracias a su maravillosa mamá”.

Tres años después de la más desgarradora decisión de su vida, ahora forma parte activa de la vida de su hijo sirviendo de niñera para la familia que tiene otros dos niños.

Todos tienen una hermosa relación y el pequeño siempre sabrá quién es su madre biológica.

Brad con su hijo Carter (a la izquierda); Hannah y su bebé Tagg (en el centro); Emily, la madre adoptiva, a la derecha

Hannah Mongie

Puedes seguir de cerca la vida de Hannah Mongie y su bebé Tagg en su perfil de Instagram, aquí.

Es una historia que toca el corazón a cualquiera. Aunque sea criticada por algunos por no haberse atrevido a tener a su hijo consigo, muchos otros han aplaudido su valentía de darlo en adopción y tener la bendición de verlo crecer, aunque sea en un hogar ajeno, pero cerca del fruto de sus entrañas.

¿Qué opinas de la decisión que tuvo que tomar Hannah respecto a su bebé? ¿Conoces alguna historia similar cerca de tu entorno? Atrévete a compartirla con todos tus amigos.