Los niños desprenden una ternura que enamoran, cada ocurrencia y cada espontáneo gesto nos roban el corazón por completo. Y ciertamente cuando padecen de alguna condición especial, la capacidad que tienen para hacernos conmover es doble.

Es la emotiva experiencia que los duques de Sussex en su última visita por Nueva Gales del Sur tuvieron el privilegio de vivir.

Tras visitar un jardín de infantes de la Escuela Pública de Buninyong, en la ciudad de Dubbo, afectada fuertemente por la sequía, hicieron un grandiosa amistad que marcará sus vidas para siempre.

Meghan y Harry se acercaron a saludar a los niños de la escuela, deteniéndose un momento con cada uno de ellos, pero no sabían que el más pequeño de todos aguardaba su turno al final de la fila.

Luke Vincent, de cinco años de edad, que tiene Síndrome de Down, esperó pacientemente hasta que Harry se acercó y no pudo dejar de lanzarse a un eterno abrazo

La emotiva reacción del pequeño conmovió al duque de Sussex por completo, que ha heredado de su madre, la recordada Lady Di, esa sensibilidad por los niños y los enfermos.

Inmediatamente, el pequeño se deslumbró con la barba del príncipe y no hacía más que acariciarla, dejando a todos conmovidos sin poder dejar de exclamar un sonoro “Aaaw”.

La directora de la escuela, Anne Van Dartel, relató que el personaje favorito de Lukes es Papá Noel, y tiene una fijación con su barba, por lo que el rojizo pelo de Harry en su mentón era como haber encontrado el paraíso.

Después se acercó Meghan y el pequeño le entregó un ramo de flores que tenía reservado para ella, no sin antes lanzarse también a otro sentido abrazo.

Meghan no pudo disimular lo emocionada que estaba al recibir tanto cariño de un niño tan especial como Luke

La multitud conmovida apludió al pequeño y el emotivo gesto con los duques de Sussex

Para el príncipe Harry fue un momento que sin duda atesorará en su corazón, claramente se lo vio conmovido y no le importó detenerse un buen rato con el pequeño a pesar de que eso retarsaría el plan previsto de su visita.

Para los niños, que han sufrido los graves efectos de la sequía, fue una experiencia inolvidable el que los duques les hayan dedicado un tiempo de calidad en su apretada agenda.

“Esta visita ha sido es un verdadero impulso moral para nosotros”, dijo la directora. “Para estos niños del campo ver en directo a personajes que sólo ven en la televisión, no tiene precio”.

Daily Mail

Muchos de los pequeños entablaron una larga conversación con Harry, que se interesó por sus vidas.

“Es la primera vez que me encuentro con una princesa y la recordaré para siempre”, dijo una pequeña de 5 años.

“Harry nos preguntó cuándo fue la última vez que llovió, parecía saber mucho sobre la sequía”, dijo otro niño. Mientras que otro se entretuvo bailando con el príncipe Harry.

Prince Harry and Meghan visit Dubbo

This delighted five-year-old boy dived into Prince Harry's arms (and gave his beard a scratch) in Dubbo.

Publicada por SBS News en Martes, 16 de octubre de 2018

¡Un gesto que quedará grabado en los corazones de los pequeños para siempre! Y que demuestra que sin duda serán unos excelentes padres.

Es gratificante ver cómo el príncipe Harry, al igual que Meghan, tiene esa vena humanitaria que tanto caracterizó a la recordada Diana. Comparte estas emotivas imágenes con tus amigos.