Día a día cientos de mujeres confían lo más preciado que tienen al cuidado de una guardería, ya sea por su trabajo, porque estudian o simplemente por su comodidad, llevan a sus pequeños hijos esperando que sean cuidados de manera responsable y amorosa.

No obstante, cada vez aumentan más los casos de maltrato, violencia o descuido por parte de las empleadas de las guarderías hacia los inocentes angelitos, por lo que nunca se sabe a qué elementos o circunstancias están expuestos los niños.

Lamentablemente, esto fue lo que sucedió recientemente en el Bronx, Nueva York, cuando Sabrina Straker, una amorosa madre, quedó totalmente horrorizada al darse cuenta que su hija de cuatro años, llamada Serenity Straker, había regresado a casa con unos dulces en forma de cápsulas con una extraña sustancia blanca en su interior.

La pequeña niña tomó uno de los supuestos dulces y lo ingirió frente a la mirada atónita de su madre. Straker sospechaba que los dulces en realidad contenían cocaína y rápidamente llamó a la policía en busca de ayuda.

Cuando los oficiales llegaron al lugar, confirmaron que la sustancia era efectivamente cocaína y la dulce niña mostraba todos los síntomas de haber consumido la fuerte droga.

“Se mostraba muy locuaz: no podía sentarse, hablaba sola y se miraba al espejo diciendo que veía a tres como ella. Cuando le hicieron la prueba de orina, comprobaron que tenía cocaína en su organismo”, dijo la madre.

Serenity fue llevada al hospital de emergencia. Afortunadamente logró escupir la cápsula que había ingerido y no tuvo ninguna complicación médica.

Mom wants answers after 4-year-old comes home with crack cocaine

The mother of a 4-year-old Bronx girl who brought crack cocaine home from day care — and tested positive for the drug — is demanding that the center be closed immediately. Nate Rodgers talked to the mother.Watch more Chasing News with Bill Spadea weeknights at 11pm on My9nj, 1am on FOX 5 / Fox5NY.com, and 3am on FOX 29.www.ChasingNews.com#ChasingNews

Publicada por Chasing News en Viernes, 12 de octubre de 2018

“Si mi hija hubiera ingerido la cápsula y no la hubiera logrado sacar, estaría organizando un funeral”, dijo Straker.

No obstante, la madre exige que lo acontecido con su hija sea esclarecido. Inicialmente, las encargadas de la guardería, llamada Little Inventors, señalaron que lo más probable es que alguien haya arrojado las cápsulas sobre la cerca y uno de los niños las encontrara. Pero fue la dulce niña quien reveló a su madre que uno de sus amigos le había entregado los dulces en forma de dientes.

“Al llegar, ella me dijo: ¡mira mamá, tengo muchos dientes, tengo tres cápsulas!”

Después de lo sucedido, todos los niños que asisten al lugar fueron revisados por un médico y se comprobó que se encuentran en perfecta condición de salud. Ninguno de ellos dio positivo a la prueba de cocaína. Sin embargo, los padres exigen que los niños sean cuidados de mejor manera y por profesionales.

Sabrina Straker

“Quiero que cierren la guardería No es un lugar seguro para los hijos de nadie. Si no pueden vigilar, no es necesario que estén bajo su cuidado. Esto es algo muy serio”, dijo Sabrina.

Pese a las peticiones de todos los padres de la guardería, aún no se ha logrado determinar cómo llegaron las cápsulas a los niños. Esperamos que el caso pueda resolverse muy pronto y que se cuente con personal calificado para poder cuidar a los niños apropiadamente.

Comparte este estremecedor caso con tus amigos y recuerda permanecer siempre alerta con los cuidadores de tus hijos, la atención jamás será suficiente.