Es de conocimiento general que Venezuela se encuentra atravesando una de las peores crisis en su historia. Sin medicinas ni alimentos, las familias no cubren las necesidades básicas para sobrevivir, lo que provoca situaciones de tensión y angustia, que muchas veces llegan a límites insospechados.

La situación es tan grave que afloran discusiones no ya por diferencias políticas que distancian a las personas, sino también por comida.

Es ese el caso de una madre y su hija, que tras una acalorada discusión por un “supuesto kilo de arroz”, terminó en el asesinato de una mujer de 64 años, delante de sus nietas.

Sucedió el pasado sábado en el sector de La Candelaria, al norte del estado Aragüa en Maracay, Venezuela.

Roxana Elvira Contreras Méndez, de 28 años, aparentemente discutía con su madre, Glenys Maritza Méndez Macías, a quien le reclamaba por un kilo de arroz. A su vez, la madre le echaba en cara a su hija la poca atención que prestaba a sus hijas de 2 y 7 años de edad, las mismas que contemplaban la escena.

Roxana Elvira Contreras Méndez

Pero inmediatamente la discusión tornó un grado de violencia tal, que la mujer terminó por estrangular a su madre causándole la muerte… y todo delante de las pequeñas.

“Ella insultaba a su mamá por un kilo de arroz, por una papa, por una arepa, su madre le reclamaba por no atender a sus dos hijas de 2 y 7 años, a quien presuntamente descuidaba en la crianza y aseo personal. Esas peleas eran horribles”, dijo uno de los vecinos.

Otros vecinos coincidieron en afirmar que presenciaban y escuchaban gritos, golpes y maltratos de Roxana Contreras hacia su madre, y que “con frecuencia solía golpear a la señora por cualquier pequeñez”.

Aterrados de ver lo sucedido, aún no salen del estupor y todavía se preguntan “cómo una hija fue capaz de estrangular a su propia madre por unos artículos comestibles”.

Tras propinarle la golpiza y quitarle la vida, Roxana limpió el cadáver y lavó la casa con la intención de borrar cualquier rastro de sangre que la incriminara, antes de llevarla al hospital donde presa de un “supuesto desconsolador llanto”, pidió ayuda a los médicos.

Posteriormente, cuando fue llamada a declarar dijo que la muerte de su madre fue por un infarto.

Afortunadamente, efectivos del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), acudieron al hogar para las indagaciones respectivas, donde concluyeron que Roxana Contreras trató de borrar evidencias, y al interrogarla lograron que cayera en contradicciones terminando por confesar el crimen.

La autopsia finalmente concluyó que el deceso de Méndez García fue por asfixia mecánica, por estrangulamiento.

El suceso fue difundido por el periodista Eleazar Urbáez a través de su cuenta Twitter.

“Hija estranguló a su madre tras sostener fuerte discusión, luego simuló que la muerte fue accidental por una caída. Los investigadores de homicidios de Aragua detectaron la simulación del hecho ocurrido en La Candelaria”, publicó Urbáez en Twitter.

Después relató que la asesina publicó un mensaje en su red social tras haber estrangulado a su madre: “Roxanna Mendez escribió un mensaje en su perfil social donde le pide perdón a su madre y reconoce que no fue una hija ejemplar”.

“Sé que no fui una hija ejemplar, ni la de tus sueños, solo sé que fallamos las dos. Te pido perdón de corazón, estés donde estés”, comienza el texto del mensaje de la asesina.

“Y sé que dicen que te fuiste por mi culpa, y seguro son los principales falsos e hipócritas y que dándome un pésame por tu partida, pero que digan lo que digan… mi fe y mi confianza en Dios es grande. Ok”, concluye el mensaje de Roxana.

En la sede policial permanece detenida la acusada.

El Nacional

Es desgarrador que una hija sea capaz de cometer tal atrocidad, ¿qué ejemplo les depara a las pequeñas? Esperemos que caiga todo el rigor de la ley y que las niñas queden al amparo de alguna estancia que garantice su seguridad. Estas son las consecuencias de la pobreza extrema a la que ha llegado Venezuela. ¡Es muy lamentable!

Comparte este impactante incidente en tus redes.