El 14 de febrero es un día en el que mundialmente se celebra el amor y la amistad, un día en el que las redes son plagadas de muestras de cariño, afecto y amor verdadero y cuando las personas aprovechan para decirles a los seres más importantes de su vida cuánto los aman.

Pero sin duda, para este hombre no fue así, y eligió precisamente ese día para cometer el acto más cruel que quedó grabado en las cámaras, cuando decidió abandonar a un bebé recién nacido en la calle a heladas temperaturas.

Las imágenes de circuito cerrado de televisión revelaron las escalofriantes imágenes del hecho sucedido en China, que más tarde fueron difundidas por los medios locales, con la intención de dar con el culpable de un acto tan atroz.

Se puede ver cómo el hombre coloca al bebé fuera de un hospital antes de huir rápidamente, en la madrugada cuando el termómetro marcaba MENOS 20 grados en Jiamusi, una de las ciudades más frías de China.

Afortunadamente, el bebé fue encontrado a tiempo y pudo ser salvado por una enfermera que lo llevó al Departamento de Neonatología, según revelaron los informes.

El hombre lleva al bebé en brazos durante las primeras horas del 14 de febrero antes de acostarlo

Luego deja al niño en la calle frente a un hospital en Jiamusi, en el noreste de China

La policía está buscando al sospechoso que abandonó al bebé a MENOS 20 grados

Jiamusi está situado en el noreste de China, cerca de Rusia, por lo que las heladas temperaturas son habituales en esta época del año.

Era la 1:30 a.m. cuando el hombre depositó al bebé frente al Hospital No. 1, afiliado a la Universidad Jiamusi.

El niño nació pocos días antes del Año Nuevo Lunar chino, la fiesta más importante en el país cuando las familias se reúnen.

Tras un examen médico, los médicos del hospital dijeron que el niño estaba fuera de peligro e inmediatamente llamaron a la policía, quienes llevaron al infante a la Institución de Bienestar Infantil Jiamusi.

El hombre huye rápidamente después de colocar al bebé en la calle

El niño fue encontrado y salvado por una enfermera del hospital

La policía ha iniciado un operativo de búsqueda del sospechoso y las redes sociales se han unido para lograr dar con su paradero.

No ha quedado claro el parentesco entre el hombre y el bebé. Pero el abandono de bebés es frecuente en China, especialmente entre los padres adolescentes.

En abril del año pasado, una madre de 15 años de edad, en Shenzhen, fue descubierta arrojando a su hija recién nacida viva a la basura.  En noviembre, una estudiante universitaria de 19 años de Xi’an dio a luz en secreto a una niña en su dormitorio antes de tirarla por la ventana en el cuarto piso. Y en la provincia china de Yunnan, un padre arrojó a su bebé recién nacida a la basura porque pensó que moriría.

El problema social ocurre parcialmente porque la educación sexual es pobre en China, lo que significa que las mujeres jóvenes podrían quedar embarazadas sin darse cuenta. Debido a que no hay beneficios infantiles en China, sería extremadamente difícil para los adolescentes criar a sus propios hijos una vez que nacen.

Además, la identidad de los niños nacidos fuera del matrimonio no podría registrarse oficialmente ante la policía, como resultado del estricto sistema de registro de hogares. Esto significa que los niños no podrían recibir educación adecuada o bienestar social.

Por último, el bienestar médico del país solo cubre las necesidades básicas de los ciudadanos. Si un bebé nace enfermo, lo más probable es que la familia lo abandone para así evitar pagar costosas facturas médicas.

Pear Video / Sina

Es una realidad alarmante frente a la cual las organizaciones mundiales deberían intervenir. No podemos permanecer impávidos cuando diariamente cientos de niños son abandonados porque nacieron enfermos o nacieron del sexo no deseado.

Levantemos la voz para que se tomen medidas estructurales para alivianar esta dura realidad. ¡Comparte esta impactante noticia en tus redes!