Todas las abuelas de la tierra, a pesar del trabajo que pueda suponer para ellas, cuando es posible disfrutan de la compañía de sus nietos. Ciertamente, tienen mucho menos responsabilidad sobre ellos, pero el cariño es igualmente intenso que el que sienten por sus propios hijos.

Por eso, no escatiman tiempo para poder acompañarlos y muchas los incluyen en sus tareas diarias, como ir a hacer la compra o dar un paseo cerca de casa.

Pero lo cierto es que la responsabilidad de estar a cargo de un niño pequeño siempre será grande. No pueden despegar de ellos la mirada, porque las peores cosas pueden suceder en cuestión de segundos. Como la escena que ha dado la vuelta al mundo hace pocos días, y que ha desatado una ola de reacciones en la red.

El incidente sucedió en Bangkok, Tailandia. Se trata de una abuela que paseaba junto a su nieto por las calles de la capital tailandesa.

En el video se puede observar que la señora venía de hacer alguna compra, por lo que tiene bolsas en las manos. El pequeño, unos pocos metros atrás seguía de cerca a su abuela.

Las imágenes pudieron ser capturadas gracias a un circuito de televisión cerrada (CCTV) de la zona.

En el minuto siguiente se puede observar a un hombre despreocupado, que venía en el sentido contrario, mirándolos de frente. Ellos atraviesan lo que parece ser un poste. Y para que el hombre pueda pasar, la mujer se pone delante del pequeño, por lo que el niño se queda un tanto rezagado.

Pero de repente, sucede lo más inesperado. El hombre, sin razón ninguna más que la real gana de cometer el acto más vil, levanta su pierna y lo ataca brutalmente, propinándole una feroz patada en la cabeza del niño, que venía pacíficamente detrás de la abuela.

Inmediatamente, tras el brutal impacto, el niño quedó tendido en el suelo. Y solo después de un rato, la abuela regresa a ver y se da cuenta del brutal incidente.

Este es el momento en el que el hombre comete el brutal ataque

El acto es demasiado cruel, pero lo peor viene cuando el hombre de camisa blanca, tras ser completamente consciente de lo sucedido, actúa como si nada hubiera pasado, y sigue de largo su recorrido.

La abuela, por su parte, corrió a socorrer al pequeño, tendido en el suelo. Pero por el impacto de lo sucedido, fue incapaz de confrontar al desalmado que le había causado semejante golpe a su nieto.

Segundos después, aparece una segunda mujer en la escena, igualmente sorprendida. Permanece atónita observando lo sucedido. En un momento, pareciera que se quiso detener para ver en qué podía ayudar, pero lo más triste es que como si igualmente no fuera con ella, sigue de largo, dejando en la calle a abuela y nieto sin ninguna asistencia.

Informes policiales revelaron que la abuela llevó enseguida al pequeño al hospital para que fuera atendido, pero afortunadamente no tuvo lesiones graves.

Chiangrai Times

La Policía tailandesa, por su parte, se encuentra analizando el video de las cámaras de seguridad y se han abierto las investigaciones para tratar de seguir la pista del atacante.

Usuarios de las redes sociales han mostrado indignación al ver las imágenes y piden que se haga justicia para este pobre niño.

No podemos dejar de levantar la voz ante estos casos aberrantes de abuso en contra de los más indefensos.

Comparte esta noticia en tus redes para ayudar a las autoridades a dar con este desalmado.