Radoslaw Czerkawski, de 37 años, ha sido sentenciado la semana pasada en Massachusetts, casi cinco años después de que el perro, conocido por el nombre de ‘Puppy Doe’, fuera encontrado abandonado.

El hombre enfrenta una condena de ocho o diez años de prisión, tras haber sido declarado culpable de abusar de un perro en tal grado, que tuvieron que practicarle la eutanasia.

Czerkawski fue declarado culpable de 12 cargos de crueldad hacia los animales y, además se le condenó a prisión con dos años de libertad condicional, se le prohibió poseer o entrar en contacto con ningún animal, y tiene prohibido trabajar como voluntario en refugios de animales, según informaron los medios.

“Puppy Doe, una hembra pit bull mixta de un año de edad, fue encontrada en 2013 en un parque mientras agonizaba de hambre con una puñalada en el ojo, múltiples fracturas en el cráneo y la columna vertebral, y una lengua partida”.

Ella rompió los corazones de miles de usuarios en las redes sociales, quienes exigieron que se encontrara y se hiciera justicia con el responsable de la tortura.

Czerkawski ya estaba en prisión por condenas no relacionadas. Recibió una sentencia de tres a cinco años en 2015 por robar más de cien mil dólares a una mujer anciana a la que cuidaba.

Los fiscales inicialmente habían presionado que se le de una condena de 10 a 15 años por los cargos de crueldad con los animales, pero su defensa argumentó por cuatro y medio a cinco.

Se dijo ante el tribunal que Czerkawski había recibido amenazas y que había sido atacado mientras estuvo en la cárcel.

El canino llamado Kiya por sus anteriores dueños, fue comprado por Czerkawski a través de “Craigslist” en el verano de 2013.

El abogado de Czerkawski reconoció que su cliente era dueño del perro, pero dijo que se escapó y que otra persona fue responsable del abuso.

Sin embargo, fue declarado culpable de torturar y abandonar al perro.

La presidenta de la Liga de Rescate Animal, Mary Nee, dijo que la decisión de la corte era ‘histórica’ y dijo que ayudará a marcar el comienzo de leyes de bienestar animal más fuertes.

“Hoy fue un día histórico para el bienestar animal en Massachusetts. Con la condena de Radoslaw Czerkawski, se ha demostrado que las personas que cometen crueldad animal, y en este caso extrema crueldad, serán responsables”, dijo Mary Nee.

“Irónicamente, la corta y trágica vida de Puppy Doe fue el ímpetu para leyes más fuertes que protejan a todos los animales y todavía hay más trabajo por hacer”.

Los funcionarios de inmigración deportarán a Czerkawski, que es de nacionalidad polaca, una vez que haya cumplido sus condenas, y el fiscal de distrito del condado de Norfolk, Michael Morrissey, agregó que la libertad condicional de Czerkawski no retrasaría su expulsión de los EE. UU.

Algunos abogados y activistas defensores de los derechos de los animales estuvieron presentes en el juicio, y rompieron a llorar al recordar los atroces sufrimientos que tuvo que padecer Puppy Doe:

“Espero que muera en la prisión a la que pertenece para no lastimar a ningún otro animal”, dijo Deanna Terminiello, defensora de los animales.

“No puedo imaginar lo que ella pasó, el dolor y el sufrimiento”, dijo Terminiello. “Todos lloramos, fue muy emotivo”.

Boston 25 News

Es un hecho atroz,  pero queda la tranquilidad de que al menos este desalmado va a pagar por su crimen y que la muerte de Puppy Doe lamentablemente haya servido para que se endurezcan las leyes. Gracias a esto, estos desgraciados ya no podrán seguir en su afán de torturar animales como fue el caso de este pequeño.

Comparte esta noticia en tus redes y conviértete en el altavoz de los más indefensos.