Existen experiencias excitantes que muchos quisieran vivir y hasta pagarían grandes sumas de dinero para sentirlas en carne propia: lanzarse desde lo alto de un puente, experimentar la caída libre desde un paracaídas, caminar al borde de un precipicio, o subirse a una montaña rusa de alta velocidad.

Sin embargo, hay otras veces en las que para experimentar esas sensaciones no hace falta pagar mucho por ello. Y sin importar la seguridad personal, y arriesgando la propia vida, personas pierden la cordura, llegando a hacer cosas fuera de todo razonamiento humano.

Sucedió en India y no es la primera vez que una tragedia de este estilo, estremece al país entero.

La combinación de  comunidades sobrepobladas con una infraestructura muy precaria es uno de los mayores problemas que tiene el sistema de transportes en India.

Las imágenes de trenes a rebosar de gente, que se ve obligada a viajar en condiciones de extremo peligro, son habituales desde hace décadas.

Sin embargo, ésta no es la causa del último accidente que conmocionó al país. Las sobrecogedoras imágenes hablan por sí solas.

Se trata de un hombre que viajaba colgado de un tren de alta velocidad por una decisión personal. Al parecer, quería desafiar al destino y experimentar la sensación de exponer su vida de ese modo tan insensato.

Según relataron los medios locales de acuerdo a lo declarado por testigos, el pasajero quería sentir la adrenalina de estar con medio cuerpo afuera del medio de transporte.

El hombre quiso presumir de su “valentía” arriesgándose a viajar con el cuerpo suspendido mientras el tren se desplazaba a gran velocidad.

Preso de la adrenalina del momento e inconsciente del peligro que corría, el pasajero no se fijó que el tren se acercaba hacia unos barrotes metálicos que se levantaban junto a un cruce de vías.

Debido a la velocidad y sujeto a las las violentas ráfagas de viento en el rostro, fue incapaz de reaccionar a tiempo.

Uno de los brazos del hombre impactó contra los barrotes, y acto seguido fue desprendido violentamente del pasamanos del que iba arragado.

Fue un desgarrador momento del que muchos transeúntes fueron testigos y con una desesperada impotencia veían venir lo peor.

El hombre cayó bajo el tren y fue trasladado en una ambulancia al hospital más cercano en estado crítico, pero lamentablemente, como era de esperarse, poco pudieron hacer los médicos por él, falleciendo al instante.

No es la primera vez que las páginas de los diarios se llenan con sucesos así. Hace unos días salió a la luz el incidente en que una mujer rusa también quiso experimentar la misma adrenalina exponiendo su torso desnudo fuera de un vehículo en marcha. Puedes recordar la noticia aquí.

En aquella ocasión el vídeo fue capturado por su amiga que conducía. Un interrogante en este caso es quién grabó la escalofriante escena del indiviuo colgado, sin que le advirtiera del inminente peligro.

Live Leak / Yenisafak

Un hecho muy lamentable que nos sobrecoge. Es muy triste que no existan leyes más severas, cuidados más estrictos e infraestructura adecuada para evitar este tipo de incidentes. Es una gran lección para que aprendamos a tomar decisiones más ponderadas, sabiendo que cada acto tiene su consecuencia, y muchas veces no se puede dar marcha atrás.

¡Es un accidente estremecedor! Compártelo con tus amigos, advirtiéndoles del peligro en este tipo de situaciones extremas.