Desde que el presidente de Estados Unidos anunció la decisión de trasladar su Embajada a Jerusalén, se han producido enfrentamientos y mucha controversia.

El pasado viernes, un activista palestino sin piernas fue brutalmente asesinado por las tropas israelíes después de recibir varios disparos perpetrados por el Ejército israelí.

Ibrahim Abu Thurayeh, de 29 años, fue asesinado en Gaza en medio de las protestas que se llevaban a cabo, junto a él asesinaron a otro compatriota y 150 personas resultaron heridas.

Ashraf al-Kidra, portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, declaró que los dos hombres palestinos fallecieron por disparos en la cabeza.

El Ejército israelí ha reprimido con armas las protestas, mientras algunos manifestantes se defienden arrojando piedras y cócteles molotov a los militares que están detrás de la valla erigida por colonos en la zona ocupada.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

Durante su vida, Ibrahim Abu Thurayeh, participó en varias protestas, en las imágenes se puede apreciar cómo sus compañeros lo ayudaban a desplazarse cargándolo en sus brazos en medio de los enfrentamientos.

La última fotografía que le tomaron el pasado viernes, está con ambos brazos arriba mostrando una señal de la paz con una mano mientras sujeta una bandera palestina con la otra.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) denunció que el Ejército arremetió contra el joven palestino amputado que estaba en la manifestación en su silla de ruedas protestando en una zona cercana a la valla que separaba ese territorio de Israel.

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos representado por Zeid Ra’ad al Hussein, aseguró que los hechos que pudieron comprobar los colaboradores en Gaza demuestran que “el uso de la fuerza contra el activista fallecido fue excesivo”.

Alegan que las armas solamente pueden usarse para proteger la vida, pero piensan que el activista asesinado no representaba una amenaza.

El alto comisionado de la ONU solicitó a las autoridades de Israel para que abran una investigación independiente para sancionar a los responsables de los delitos de lesa humanidad que se cometieron.

En 2008, en un ataque israelí contra Gaza, el fallecido Abu Thurayeh perdió sus dos piernas.

La Fuerza de Defensa de Israel declaró que en los enfrentamientos violentos los soldados de Israel dispararon “de forma selectiva contra los principales instigadores”.

telegraph

Es lamentable que la violencia se haga presente asesinando e hiriendo a seres humanos, ese no es el camino para resolver los conflictos, cuánta falta hace en el mundo actuar desde la paz.

Comparte esta estremecedora noticia en tus redes.