Los bomberos de DeKalb en Georgia, han dado mucho de qué hablar gracias a una heroica actuación en medio de un incendio en el que un edificio residencial se veía inmerso. Familias se encontraban atrapadas, entre ellos niños, los padres en medio de la desesperación hicieron algo que los bomberos no habían previsto pero ellos siempre se encuentran preparados para cualquier situación.

Los bomberos se disponían a preparar su escalera para rescatar a las personas que se encontraban en los balcones.

Pero a pesar de sus movimientos eran rápidos los padres comenzaron a lanzar a sus hijos a los brazos de los bomberos. Un video logró captar el momento en el que una niña de cinco años fue arrojada por su padre desde un tercer piso, afortunadamente el Capitán Scott Stroup estaba listo para cualquier cosa e hizo una increíble captura.

Al ver las intenciones del hombre Stroup se preparó y abrió sus brazos para capturar a la pequeña, ella cayó de cabeza entre sus brazos y juntando las rodillas impidió que se lastimara, la llevó a un lugar seguro, con mantas y se arrodilló. Al ver esto otros padres comenzaron a imitar el procedimiento.

“De pronto nos encontrábamos atrapando bebés como si fueron balones de futbol”, dijo el Capitán Eric Jackson.

Mientras Stroup era filmado otro bombero se encontraba en la misma situación, la Capitana Jackie Peckrul, quien afirmó que le lanzaron un bebé de tan solo 4 semanas desde un balcón, era una locura.

“Mi único pensamiento era, Señor permíteme poder atrapar a ese bebé”, fueron algunas de sus palabras.

Después de que el Cuerpo de Bomberos subiera el video a Facebook, comenzaron a llegar los comentarios y los elogios, machas personas no dejaban de llamar héroe al protagonista de la dramática escena. Ellos insisten en aclarar que el plan inicial era rescatarlos usando una escalera pero que la desesperación de los padres hizo que el plan cambiara.

Aunque fue muy peligroso lograron el objetivo.

Facebook / FoxsNews

Hasta el momento se desconocían las causas de incendio pero realizarían las investigaciones pertinentes. Aproximadamente 80 personas fueron evacuadas del edificio y fueron rescatados con algunas heridas 12 adultos y 8 niños. Aunque hubo muchas pérdidas materiales, afortunadamente no hubo ninguna víctima fatal, un aplauso para estos increíbles héroes aunque esperamos que no tengan que volver a atrapar niños que son lanzados desde sus balcones.

Comparte esta dramática noticia que nos recuerda el admirable trabajo de los bomberos, héroes sin capa, que arriesgan su vida para salvar la de los demás.