Es un video triste. Sus imágenes muestran una realidad que muchos aún no quieren ver. Un hombre lleva a una bebé osa por el cuello, colocándolo en una banca de madera mientras la asea y prepara para la llegada de los turistas.

Cuando la pequeña de tres meses trata de zafar de la situación, le cubren la cabeza con una manta y la arrastran de nuevo al asiento. Su madre, resignada, la mira desde cerca, sin tomar parte de la escena, pero, claramente, también prisionera de la banca de madera.

El cuidador se encarga de que las dos estén limpias y presentables, pues en unos minutos comenzarán a llegar los turistas y querrán sacarse una foto con ellas. Y no deben ofrecer resistencia.

Así trataba de escapar la pequeña osa.

En la siguiente escena del video se ve a la madre del pequeño oso en la banca, dejando que el cuidador la asee y prepare para las visitas. Ella no trata de escapar. Se nota que ya está cansada de resistirse, pero también que se resigna a hacer lo que le piden.

Las osas en el video son madre e hija, Ajib y Marsha. La madre nació libre, según cuenta Dave Neale, el director de la asociación protectora de animales Animals Asia. Pero fue capturada y ahora vive en el Bali Elephant Camp junto a su pequeña y a otros animales salvajes. Este “campamento” es parte de las atracciones The True Bali Experiences, un conjunto de parques temáticos.

La madre, en cambio, no ponía resistencia al cuidador.

Su papel en el lugar es ser un buen decorado para las fotos de los turistas que quieren experimentar “lo salvaje” en Bali, Indonesia.

Las imágenes fueron grabadas en julio pasado por Marison Guciano, director de la Fundación Escorpión, que vio estas escenas y decidió tener un registro fílmico. Esta organización, nacida en el 2015, busca proteger la vida animal salvaje de Indonesia.

“Lo grabé yo, haciéndome pasar por turista” cuenta Marison “Las osas estaban colocadas estratégicamente frente al local de chocolates… entonces los turistas que se tomaban una bebida, podían ver a las dos osas”.

“Algunos turistas (como se ven en la grabación) pagaron para posar con la osa y su bebé” explicó, además cada grupo pasaba unos 20 minutos tocando y “jugando” con los animales.

Los turistas los utilizaban como decorado para sus fotos.

Cuando el director de Animals Asia vio las imágenes, no se sorprendió, pues los operadores turísticos en el sureste de Asia siempre ofrecen este tipo de experiencia con los animales.

“Es algo que veo todo el tiempo, desafortunadamente” cuenta Davees demasiado común”.

Pero que sea común no significa que esté permitido y que esté bien. Especialmente para animales como Aijb que nacieron libres.

“Que sean explotados y usados para este tipo de entretenimiento es muy triste”, sobre todo, asegura el proteccionista, porque es peor lo que pasa cuando no hay turistas.

Esta es la jaula donde duermen los osos.

“Me preocupo no sólo por lo que veo en el video, sino por lo que no vemos, por la falta de opciones y control que estos animales reciben, por ser puestos en estas situaciones”.

“No tenemos ninguna evidencia de que estos animales sean maltratados psicológicamente ni nada por el estilo, pero no es una buena situación para estos animales cuando su vida se reduce a estar dentro de un buen encierro”.

Este es el video que grabaron:

Please shareDear supporters. We have succeeded in stopping the orangutan and bear attractions in Lembah Hijau Zoo. But our task is not finished yet. Many of you will remember Ajib the bear. Ajib is still suffering because she continues to be exploited as a photo prop at Bali Elephant Camp. Many of you were enraged and our post attracted over a thousand responses in her favour. Please see the video below.We need your voice to stop this cruelty. Please email Bali Elephant Camp directly. Keep your messages short but clear, telling them to stop using Ajib this way. inda@atruebalineseexperience.cominfo@atruebalineseexperience.comThis is their Facebook page:https://www.facebook.com/truebaliexperience

Publicado por Scorpion Wildlife Trade Monitoring Group en Lunes, 18 de septiembre de 2017

Además de Aijib y Marsha, hay un oso macho, probablemente sea el padre de la pequeña, pero lo mantienen dentro de una jaula todo el día, según cuenta el activista de la Fundación Escorpión.

Aparentemente los tres osos no conviven, y a las hembras las mantienen en otra jaula. “Si Aijb y su bebé están siendo utilizadas como modelos para fotografías, el tercer oso permanece en su jaula todo el día”.

“Está muy oscuro, y pude ver sus ojos asomando” cuenta Marison “Miraba como pidiendo salir. Fue muy triste”.

La empresa no ha hecho ningún comentario sobre el tema. Si bien la mejor opción sería llevarlos a los tres osos a un santuario, los que hoy tiene Indonesia no podrían ser una opción, pero sí que el parque les ofreciera mejores instalaciones y cuidados.

“Creo que la mejor situación es que inviertan y pongan recursos para proveerles un mejor entorno del que tienen hoy”.

Si quieres ayudar a estos osos y a otros animales para que no sean explotados, puedes entrar en este link y firmar la petición. Además puedes ayudar donando al Scorpion Monitoring Group o a Animals Asia aquí.

¡Comparte esta nota para ayudar a los animales!