Los jóvenes de este milenio, ya sea por el constante bombardeo de información o bien a causa de los cambios ocurridos en la esfera familiar y social (ambos padres con poco tiempo para atenderles, acoso, bullying, entre otros) se han visto afectados.

En muchos casos los jóvenes se refugian en adicciones, o realizan prácticas que atentan contra su integridad para alejarse de sus problemas. Generalmente se dejan influenciar por mensajes negativos y ofertas en las redes sociales.

Los más vulnerables caen presos en prácticas atroces mientras son manipulados.

Entre jóvenes, el suicidio se ha vuelto muy recurrente, sobre todo en lugares como lo Japón, Corea del Sur y especialmente Rusia. Niveles que activan alarmas para detectar serios problemas sociales.

Desde el año 2016, se dieron reportes asociados a un macabro juego que consistía en la realización de una serie de retos enfocados en deteriorar la psique del individuo mediante diversas “tareas” que implicaban hacerse daño, estimular la mente con mensajes depresivos o de terror, para finalizar saltando desde un edificio o realizando cualquier otra acción que acabe con su vida.

Aunque el origen real de esta actividad no está determinado con certeza, lo cierto es que ha cobrado la vida de numerosos participantes, en su mayoría niños y adolescentes. Originado en Rusia, el “Reto de la Ballena Azul” o simplemente conocido como el juego de la “Ballena Azul” (Blue Whale, en inglés), es desarrollado en foros en línea y otros medios de comunicación, donde existe una relación de dependencia de un administrador, que sirve de guía para la asignación y cumplimiento de cada tarea durante los cincuenta días del “reto”.

Muy probablemente, algún administrador anónimo ha sido el verdugo de Maria Vinogradova y de su hermana Anastasia Svetozarova (de 12 y 15 años respectivamente); quienes después de grabarse desde la azotea de un edificio de 10 pisos, fueron encontradas muertas sobre el pavimento pocos minutos después por las autoridades locales de la ciudad de Izhevsk, en Rusia.

La madre de las hermanas mencionó haber tenido discusiones con Maria después de haberle llevado a una consulta ginecológica para constatar si había mantenido relaciones con su novio, con quien mantenía una posición hostil.

Desde entonces, ambas chicas comenzaron a demostrar signos depresivos, como se puede observar en sus publicaciones de la red social Instagram.

Último mensaje de María a su novio:

Perdóname por favor. Te amo demasiado. Sé que encontrarás a alguien mejor que yo”.

Último mensaje de Anastasia:

¡Adiós a todos! ¡Les amo! es cierto. Les amo mucho mucho”.

Después de realizar el levantamiento de los cuerpos, los oficiales confirmaron la muerte por la caída voluntaria desde el edificio. Se iniciará un proceso de revisión de los teléfonos móviles, redes sociales y páginas web que frecuentaban las menores de edad para ayudar a la investigación asociada a una red nacional dedicada a promover este juego macabro.

Daily Mail / Metro

Según aseguraba el Mayor General Alexey Moshkov cuatro meses atrás, se registraron 1339 grupos de suicidio, que juntos combinan un aproximado de 12.000 personas.

Las autoridades hacen lo que está en sus manos para erradicar estos grupos, ya que es un problema que no solo afecta a Rusia, sino que se manifiesta a escala global. Se ha promovido el desarrollo de centros de atención al suicida, y grupos online de apoyo.

Recordemos siempre que cualquier persona puede estar pasando por un mal momento y que debemos estar muy alertas de las señales que nos pueda dar. Compañía, un buen consejo o apoyo muchas veces pueden hacer la diferencia.

Comparte esta historia con tus amigos y genera conciencia sobre la gravedad de  la depresión.