No hay nada peor para un padre que la desesperación y la agonía de tener a un hijo secuestrado, la ansiedad los invade pensando cómo estará sobreviviendo a la tortura de ser alejado a la fuerza de su entorno poniendo su vida en peligro.

En el sur de China, un niño de cinco años de edad fue secuestrado como venganza contra su progenitora según la información de los medios de comunicación locales.

El secuestro lo planificó un sujeto de apellido Ou, quien se sintió ofendido por la madre del menor por ser la presunta culpable de la ruptura de su matrimonio después de que su esposa lo abandonara. La madre del menor y la esposa del secuestrador mantenían una estrecha relación de amistad.

Así que en medio de la ira que sentía decidió arremeter contra ella con lo que más le dolería: su hijo de cinco años.

Ou convenció a un hombre llamado Chen y a su pareja, una mujer llamada Li, para que lo ayudaran a ejecutar el plan de secuestrar al niño.

A finales del mes de mayo del año pasado ellos se acercaron a su casa en la ciudad de Qingyuan, en la provincia de Cantón y cuando notaron que el menor estaba solo con su hermana mayor de siete años, lo secuestraron.

Como la pareja que fue cómplice del delito no tenía hijos, decidieron quedarse con el menor para criarlo, los padres del menor jamás pudieron dar con su paradero.

Pero el destino les tenía preparada una sorpresa que lo cambiaría todo, el 21 de febrero la pareja que mantenía cautivo al niño decidió salir de compras a caminar en un centro comercial de Qingyuan.

Jamás pensaron que en ese lugar coincidirían por casualidad con el padre biológico del menor, quien estaba en el mismo centro comercial con su cuñada, quien le hizo ver que había un niño que los miraba con mucha insistencia.

Así fue como el padre se percató de que finalmente, después de tantos meses sin ver a su hijo, lo había encontrado.

La pareja trató de huir, pero el padre del pequeño llamó a la policía y lograron capturarlos.

Ambos fueron condenados a prisión durante dos y tres años, por secuestrar a un menor de cinco años y mantenerlo aislado durante nueve meses.

scmp.com

Mientras que Ou, el autor intelectual del secuestro estará durante seis años en la cárcel tras ser acusado de trata infantil. Tendrá que pagar una multa de 10.000 yuanes (1.400 euros).

El crimen que cometieron fue repudiable, sobre todo para el niño que sin comprender qué pasaba fue alejado de su familia durante casi un año, y eso sin nombrar a las posibles torturas que fue sometido, físicas y psicológicas.

Esperamos que logre recuperarse y crecer con el amor y bienestar que se merece. Comparte esta impactante noticia.