Jare tiene 5 años, es de Nigeria, y desde que el fotógrafo Mofe Bamuyiwa compartió sus fotos su perfil de Instagram causó sensación. Tanta, que fue proclamada como “la niña más bella del mundo”.

El fotógrafo describió a Jare en sus publicaciones como “un ángel”, compartió tres retratos que muestran a la pequeña posando con sus grandes y expresivos ojos, su piel tersa y su majestuosa melena.

“¡Oh, sí, es humana! Ella también es un ángel”, decía la publicación.

Agregó: “Pude haberla hecho sonreír y hacerla reír en voz alta, pero la capturé en sus momentos más naturales para que podamos verla a través de sus ojos”.

Más de 20.000 personas le dieron “me gusta” a las imágenes que en poco tiempo se hicieron virales en las redes.

Sobre el retrato en el que la pequeña luce con una expresión seria, él comentó: “Quiero retratar la intercepción entre su niñez y su adultez para que ambos se mantengan atemporales”.

Hasta ahora no se han podido conocer detalles de la historia de la pequeña Jare, pero el fotógrafo ha revelado que no es modelo profesional. Seguramente estas fotos serán el comienzo de una exitosa carrera para la niña.

Jare vive con sus dos hermanas, Jomi, de 7 años y Joba, de 10, quienes tienen su propio perfil de Instagram llamado: “The J3 Sisters”.

El fotógrafo le sugirió a la madre de las pequeñas abrir una cuenta de Instagram donde han alcanzado más de 18 mil seguidores.

Jare sigue los pasos de Anastasia Knyazeva, una niña rusa que a los seis años fue proclamada como “la más bonita del mundo”.

Aunque se convirtió en blanco de críticas de parte de quienes alegaron que el maquillaje y la ropa para adultos daban connotaciones de sensualidad en su apariencia. Muchas personas juzgaron el rol de su madre que aplaudía que su pequeña luciera como una adolescente.

Daily Mail

Todavía tenemos mucho por hacer para combatir los falsos estereotipos de belleza, hay que recordar que lo más importante son las virtudes que albergamos en el corazón, nuestra alegría y nuestra mirada. ¡Compártelo!