Aparentemente, un miembro del personal del hospital Royal Sussex County en Brighton, Inglaterra, hablaba un inglés tan precario que tuvieron que solicitar a un traductor para lograr comunicarse con él.

Pero a pesar de eso un error de comprensión en su lenguaje le costó la vida a una paciente. Un juez expresó su preocupación porque una falla de comunicación haya contribuido al polémico caso de la señora de 85 años que murió en ese recinto porque le dieron de beber un líquido de limpieza, en vez de agua. 

La tragedia ocurrió en septiembre del año pasado, pero oficialmente el hospital ha declarado no saber aún cómo ese líquido mortal entró en el vaso de agua de Joan Blaber. La policía ha interrogado a 100 personas aproximadamente, entre personal médico y personal de limpieza, para determinar si se ha tratado de un crimen.

Los oficiales parecen saber quién le dio el vaso contenedor de dicho líquido, pero han confirmado que no tienen planes de levantar cargos contra nadie hasta el momento. Un jurado determinará lo que va a ocurrir más adelante… Pero en la última audiencia revelaron detalles que no se conocían cuando se desenvolvieron los lamentables hechos que condujeron a Joan a la muerte.

La juez Verónica Hamilton-Deeley dijo que era preocupante que aún el asunto no tuviese explicación, ya que eso levanta la sospecha de que podría volver a ocurrir.

Los exámenes forenses revelaron que el producto de limpieza en su organismo fue la causa directa de su muerte, aunque no hay evidencia de que alguien se lo haya puesto allí a propósito. Lo que le causó particular ansiedad a la magistrada, es que algunas de las entrevistas requirieron intérpretes, lo que significa que hay personal con mal manejo del idioma inglés.

“¿Cómo se entrena al personal si no pueden manejar la comunicación básica cuando se trata de asuntos que requieren entendimiento, sobre todo si estás lidiando con sustancias que son altamente delicadas?, comentó Verónica Hamilton-Deeley.

Un detective de la policía confirmó que una enfermera involucrada en el incidente fue entrevistada en inglés con un intérprete al español. También agregó que no se levantarán cargos contra ningún individuo por falta de evidencia. Tampoco se procederá en contra del hospital, por las mismas razones.

Newsround / BBC

Todavía no se sabe cómo llegó el producto de limpieza al agua de la señora, después de haber conducido casi 100 interrogatorios. Un representante legal del hospital aseguró que no se sabe cómo pasó pero que el producto ha sido removido del lugar y que no volverá a ser usado allí dentro. Sin embargo, esto no parece suficiente para los familiares de la víctima y tienen toda la razón de querer llegar al fondo de la investigación.

Esperamos que no se repita una tragedia como esta y que se haga justicia, comparte esta noticia.