Son muchas las jóvenes que sueñan con una historia de amor, encontrar aquel hombre que las haga felices y con quien pasar el resto de sus días. Son muchas las que no lo consiguen y presas de una necesidad de afecto, se lían con el primer hombre que les ofrece un futuro prometedor. Lo que no saben es que detrás de una gran promesa puede venir una terrorífica pesadilla, que puede hasta arrebatarles la propia vida.

Esta es la historia de una joven búlgara, cuyo nombre no ha sido revelado, quien fue víctima de graves y sistemáticos maltratos y agresiones, que incluían mutilaciones, en manos de sus captores, que la obligaron a prostituirse en las calles de La Haya, en Holanda.

Un trabajador caritativo austríaco, Norbert Ceipek tomó las imágenes angustiosas de la joven para aumentar la conciencia de la situación de las víctimas de la trata de personas, y las publicó en su cuenta de Facebook.

Estas muestran las terribles heridas de la víctima, causadas por las palizas severas, incluyendo un trauma en la cabeza y una cicatriz gigante en su estómago. Sus labios, nariz y ojos están muy hinchados.

ADVERTENCIA: IMÁGENES FUERTES

Norbert Ceipek / Facebook

El ciudadano austríaco se trasladó a Bulgaria después de su retiro, donde abrió una ONG, con la que lleva luchando durante años en contra del tráfico de niños y la trata de seres humanos.

La ONG de Ceipek mantiene a las víctimas y las ayuda a reincorporarse a la sociedad normal. Sin embargo, sus recursos no son suficientes para apoyar a todas las víctimas. Es por eso, que ha decidido publicar la historia del secuestro y esclavitud de la joven búlgara, para sensibilizar y pedir ayuda.

Liebe Freunde ! Ich wende mich heute noch einmal an euch, denn ich brauche dringend eure Hilfe !Wie viele von euch…

Publié par Norbert Ceipek sur jeudi 14 septembre 2017

SU HISTORIA

“Una joven de 20 años conoció a un joven que le promete todo su amor y la lleva a Holanda.

Cuando ella llega, se da cuenta que ha sido engañada y es obligada a caminar por las calles con otra búlgara y dos nigerianas. Ella no quiere, pero por golpes y otras medidas compulsivas, cumple lo que le piden y se prostituye ocho meses.

Durante una visita a su país de origen, ambas búlgaras trataron de escapar, pero desafortunadamente ella fue atrapada por el proxeneta y traída de vuelta.

Cuando la segunda mujer logró huir, se enojó tanto que empezó a golpear a la joven con objetos, hasta tal punto que casi provoca su muerte.

La víctima fue arrojada desde un automóvil en movimiento frente a un hospital. Horas más tarde, el proxeneta fue detenido, quien se sorprendió de que lo hubieran capturado, y aún más de saber que su víctima estaba viva.

El hospital búlgaro le dio atención primaria a la víctima, pero tuvo que dejar el hospital después de cinco semanas porque no tenía seguro de salud y no podía pagar por ello“.

Y fue así cómo terminó en el centro de ayuda de Ceipek. Ahora están tratando de recaudar los fondos para pagar los costos necesarios para un tratamiento adicional.

Ceipek menciona en su publicación:

“Ella necesita desesperadamente otra cirugía en su cara y boca, trasplante de piel y mucho más. No hay parte de su cuerpo que no haya sido afectadA”.

Con un presupuesto anual de sólo 30.000 euros, que incluye los sueldos de los trabajadores sociales y psicólogos, de los cuales él no recibe nada, el jubilado austríaco y su ONG no disponen de los fondos para cubrir los gastos. Por eso quieren sensibilizar con esta historia y mover a la gente a que colabore con su granito de arena.

Daily Mail / Kurier.at

Si deseas ayudar a que este buen hombre siga en su afán de lucha contra esta lacra social de la trata de seres humanos y colaborar con la recuperación de esta joven, estos son los datos que ha compartido Ceipek:

CUENTA: Nevena Milcheva (Fiscalía)
IBAN: BG96UNCR70004521141182
BIC: UNCRBGSF
[email protected]

Otra forma de ayudar es compartiendo su publicación de Facebook, que la puedes ver aquí.

Luchemos para combatir estos terribles actos de violencia. Comparte esta noticia con tus amigos.