Los productos enlatados siempre han recibido críticas por diferentes razones, algunos dicen que mantener alimentos en envases de metal puede ser peligroso y dañino para el organismo, otros critican que en algunas industrias los controles de sanidad no son los mejores y en más de una oportunidad se han encontrado cosas indeseadas junto con los alimentos contenidos en la lata.

Esta vez le tocó a un chico Colombiano, quien al abrir una lata de atún, encontró lo que parecía una mano diminuta.

Después de poner un poco de atención, notó que tenía garras y seis dedos, por lo que no dudó en hacer un tweet dedicado a la empresa Atún Van Camps, en el que les ponía el siguiente texto: Hola @atunvancamps, me salió esta garrita con 6 dedos, ¿gané algo?”. El chico conocido como Sebastián Heredia obtuvo varios comentarios, entre ellos otro usuario le aclaró que se trataba de la garra de un topo.

La empresa Atún Van Camps, por su parte le contestó un mensaje en el que le aseguran que le investigaran a fondo lo ocurrido para aclarar la situación. A lo que Sebastián contestó nuevamente: “Seguramente iba a conseguir un topo, cocinarlo cortarle la patica y meterla en una lata de atún solo para joderlos a ustedes. Por favor un poco de seriedad señores”.

La foto fue tomada desde diferentes ángulos e incluso voltearon la garrita para que quedara claro que no se trataba de otro trozo de atún.

Las imágenes son realmente estremecedoras y muchos usuarios aseguraron que dejarán de consumir esa marca de enlatados. La noticia se hizo viral y después de la popularidad del caso Sebastián decidió poner su cuenta en Twitter como privada, pero los comentarios y las imágenes siguen circulando por las redes.

Afortunadamente, él se dio cuenta a tiempo de lo que había dentro de la lata que solo debía contener atún, ya que el color era muy parecido.

Trome / Infobae

Esperamos que realmente se hagan las investigaciones necesarias para determinar qué fue lo que ocurrió, de ser cierto eso quiere decir que todo el lote de atún que se envasó junto a esa lata está contaminada por lo que se debería inspeccionar bajo que reglamento de higiene trabaja esa industria.

Los consumidores están en su derecho de denunciar casos como este y la industria tiene el derecho y la obligación de hacer las investigaciones al respecto.

No dejes de compartir esta historia que sin duda alguna le quitará el apetito a más de uno.