Una adolescente residente en Southwick, Wiltshire, uno de los condados en el Reino Unido, ha sido acusada por hacer perder miserablemente el tiempo a la policía después de que se descubriera que todas sus acusaciones sobre la supuesta violación de su ex novio, eran falsas.

Hannah Sandover, de 18 años de edad, le había contado a una amiga cómo su ex novio había pinchado su botella de agua con algo antes de empujarla sobre la parte trasera de su automóvil y había tratado de forcejear y abusar de ella durante una excursión que hicieron al monumento de Westbury White Horse.

Hannah había estado saliendo con el chico durante casi un año, hasta que su relación había terminado.

Sandover afirmó que “una amiga de ambos se encontraba en la parte delantera del vehículo en ese momento, pero que no había sido consciente del ataque porque había estado escuchando música a través de sus audífonos”.

Creyendo que había sido sincera, la amiga a quien Sandover le confió el supuesto abuso, estaba muy preocupada por la situación, así que decidió ponerse en contacto con la policía.

Sandover, entonces declaró a las autoridades:

“Se puso enérgico y me inmovilizó, no dejaba de decirle que se detuviera. Creo que puso alguna droga en el agua que yo estaba bebiendo”.

Sin embargo, una vez que Sandover fue llevada a una clínica para un examen médico, comenzó a cambiar la versión de los hechos, admitiendo ahora que no había sido drogada.

Después de que los familiares de Hannah comenzaron a interrogarla, finalmente terminó confesando su gran mentira, “declarando que nunca hubo ninguna violación y que el sexo que tuvieron fue consensuado”.

Tras largas averiguaciones y toma de declaraciones por parte de la policía, las autoridades se indignaron contra la joven por haberles hecho perder el tiempo. 

Y Sandover ahora ha admitido el cargo de “haber hecho perder el tiempo a la policía” en el Juzgado de Paz de Salisbury.

En la corte se dijo cómo Sandover había hecho la acusación después de que su ex novio no hubiera querido aceptar volver con ella, ya que tras su ruptura Sandover quería regresar con él, pero el chico la rechazaba.

“La señorita Sandover es extremadamente afortunada de no ser acusada de pervertir el curso de la justicia, solo por su edad y el hecho de que no tiene convicciones previas”, dijo el fiscal Ryan Seneviratine.

Su ex novio, por su parte, dijo que su confianza en acercarse a las chicas se ha arruinado por completo. El pobre joven tuvo que ser mantenido bajo custodia durante cinco horas y media y le sometieron a pruebas íntimas…  ¡Y todo porque ella quería vengarse de él!

Hannah, sin embargo, tuvo numerosas ocasiones para decir que las acusaciones eran falsas, pero jamás lo hizo hasta que fue acorralada por sus padres y ya no pudo más por la presión.

“Estaba demasiado asustada para admitir que había estado mintiendo. a La única persona a quien le contó la historia era su amiga, nunca tuvo la intención de que la llevaran a la policía y no pudo decirme por qué había mentido”, dijo su amiga.

“Ella se ha enfrentado a algunos problemas de salud, y cuando la única relación que tenía con alguien terminó, entró en pánico, y ahora muestra remordimiento por ella”.

Facebook

Sandover finalmente fue suspendida bajo fianza después de que el tribunal solicitara al servicio de libertad condicional que preparara informes previos a la sentencia. Ella comparecerá ante la corte nuevamente el 8 de junio.

Normalmente son las chicas las que resultan víctimas de una violación y es lógico que se haga justicia. Pero también es justo que cuando una adolescente inmadura no asume que sus actos tienen consecuencias, pague por ello también. El chico tuvo que ser sometido a pruebas totalmente injustas por una simple mentira.

¡Comparte esta noticia en tus redes! Y déjanos saber tu opinión sobre el acto de esta chica.