Diana Quer desapareció en agosto de 2016, y fue hallada sin vida el pasado 31 de diciembre cuando las autoridades de la Guardia Civil detuvieron a su asesino confeso, José Enrique Abuín alias “El Chicle”, quien les dijo el lugar donde había abandonado el cuerpo.

De acuerdo a la autopsia realizada por la Unidad de Antropología Forense, la joven murió estrangulada.

Este caso conmocionó a toda España, durante más de un año de investigación finalmente en medio del dolor, los padres de Diana y su hermana pudieron darle el último adiós.

Después del hallazgo del cadáver, Juan Carlos Quer, padre de la joven fallecida, ofreció su primera entrevista a un medio de comunicación y relató que después de ver a la madre del asesino de su hija llorando en la televisión se conmovió mucho y decidió ubicar su número de teléfono para comunicarse con ella.

Comentó que durante la llamada le expresó su pena, su solidaridad y su perdón, le dijo que ella no tenía culpa de nada y que era una víctima más.

“Cuando vi a la madre aparecer en los medios de comunicación llorando del modo que lo hizo la llamé y le dije: señora, usted no es la culpable, tiene todo mi perdón; porque puedo asegurar que esa persona en un lugar como Rianxo está condenada de por vida a sufrir la humillación en la que la ha puesto su hijo”.

Lamentó la situación que vive la familia de el asesino de Diana, y su hija, a quien aseguró que le arruinó la vida.

Aseguró que se encuentra en paz, contó:

“Diana nació luchando y murió luchando, nos enseñó a amar la vida, de ella solo he recibido cariño, fue bondadosa y elegante y solo la hemos tenido 18 años”.

Además, relató que nació prematura y pesando solo un kilo, pero luchó para vencer las adversidades que se le presentaron.

En la entrevista, salió a la luz la campaña “Tu protección es nuestra lucha”, emprendida en Change.org donde se están recolectando firmas en nombre de las familias que han sido víctimas de crímenes como el de Diana, como el caso de Mari Luz Cortés, Marta del Castillo o de Ruth y José Bretón.

“Lo único que buscamos transmitir es que queremos proteger a nuestros hijos”, indicó que cree en la reinserción.

El padre de Diana Quer, solicitó un código ético para informar sobre estos casos, asegurando que “Nuestros hijos no son una página de sucesos”, relató que no vio el cuerpo de su hija y dos días después lo encontró en la portada de un periódico.

“Un cuerpito de una niña cubierto por una sábana cuando la Guardia Civil, con unas lonas, intentó proteger esa intimidad. Estaba tan indignado que les dijo a los medios de comunicación con los que tenía contacto que si tampoco en ese momento podía haber respeto para su hija.

Asimismo, pidió apoyo para que se apruebe en España la cadena perpetua para los casos que sean extremos y contemplen violación y asesinato. Está a favor de la prisión permanente revisable en los casos más graves.

“Estoy en contra de la cadena perpetua, pero que quede constancia de que la pena es perpetua para los padres que hemos pasado por esto”.

Dijo que aquellos delincuentes que no muestran interés por rehabilitarse cumplen la condena y salen a la calle poniendo a toda la sociedad en peligro. Mencionó casos en los que violadores reincidieron en sus crímenes después de salir de la cárcel.

Pidió a las autoridades, que tengan todos los recursos necesarios para la búsqueda de personas desaparecidas entre las 24 y 48 primeras horas, que son decisivas.

Concluyó haciendo un llamado a la colaboración de los ciudadanos para que apoyen la campaña y firmen en la plataforma de Change.org, puedes hacerlo aquí.

EP

“Diana podría ser su hija y con su firma podrían ayudarnos a que nuestras hijas no sean una página de sucesos”, además mencionó que: “los políticos deben atender la realidad social”.

Compartir la campaña para que más personas firmen es una forma de ayudar.