El mundo de la moda está de luto. Finalmente, después de muchas horas de espera y sufrimiento, se ha podido concretar que esta semana tendrá lugar el acto fúnebre en honor a Kate Spade.

El servicio se llevará a cabo en su estado natal de Kansas, en la misma iglesia donde se casaron sus padres.

La afamada diseñadora de modas Kate Spade, fundadora de la línea de accesorios homónima fue encontrada en su departamento de Park Avenue en Nueva York.

Falleció a los 55 años de edad, dejando a su hija de 13 años, Frances y a su esposo, Andy.

La ama de llaves de su departamento fue quien encontró el cuerpo sin vida de la diseñadora colgando de una de sus bufandas.

Una nota estremecedora para su hija contenía un mensaje intrigante animándole a hablar con su padre.

“Frances, te amo hIja, no es tu culpa. Pregunta a papi.”

Fuentes cercanas a la familia han confirmado que en efecto el esposo de Kate Spade, Andy, y su socio comercial y creativo por los últimos 20 años, la había abandonado recientemente.

¿Qué quiso decir la diseñadora con estas últimas palabras?

Andy Spade pidió el divorcio recientemente y ya se había mudado a un apartamento cercano.

Él mismo confirmó en recientes declaraciones que llevaba ya 10 meses separado de Kate, aunque aseguró que no se había hablado de divorcio.

La hermana de Kate emitió unas muy sentidas declaraciones expresando su dolor pero también sorprendió a muchos con sus comentarios.

Reta Saffo anunció que la muerte de su hermana la llena de tristeza, pero que no la sorprende en lo más mínimo, era algo que se esperaba.

Ella cree que su hermana había planeado acabar con su vida desde hace ya mucho tiempo.

“Ella nunca buscó la ayuda apropiada para su condición, es mi opinión personal que Kate sufría de un desorden bipolar.”

Reta Saffo, la hermana de Kate comentó que estas sospechas se remontaban a hace varios años atrás. Cuando el amado y recordado actor Robin Williams se quitó su propia vida, Kate se tornó obsesiva con respecto al suceso.

Ella veía las grabaciones de su funeral y las declaraciones de las personas cercanas a él una y otra vez.

“Creo que en ese momento comenzó su obsesión con la muerte”, comenta su hermana apesadumbrada.

Kate nunca quiso buscar la ayuda necesaria para sus problemas de depresión pues temía que esto le hiciera daño a su marca.

Llegaba al punto de hacer las maletas y las preparaciones necesarias en las mejores clínicas, pero siempre se arrepentía a última hora.

Los seguidores de la marca se preguntan cómo es posible que una mujer con tanto espíritu, con una creatividad inimaginable, quien cambió para siempre el mundo de los accesorios en la moda; puede haber terminado sus días tan derrotada, tan apagada.

El gran vacío de las almas que buscan su autodestrucción esta plagado de muchos estigmas.

Hay quienes ven la enfermedad mental como una deficiencia, una falta de carácter, de amigos, de felicidad y otros la ven como un desorden bioquímico, tal como el Parkinson o la demencia.

La verdad está en un punto medio, todos los que toman su propia vida enfrentan una epidemia que abraza nuestra humanidad: el sin sentido.

¿Quienes somos y para qué estamos aquí?

El mundo que cada vez parece más absurdo y que se encuentra plagado de tragedias.

Por eso puede ser un lugar devastador para aquellos que no encuentran lo que les da sentido a su vida.

CNN

Por eso, y en aras de honrar y recordar la memoria de quienes partieron de este mundo de forma tan trágica los invito a tomar unos minutos cada día para agradecer quiénes somos y lo que tenemos alrededor.

Toma unos minutos para soñar cada día, y el resto de tu día para tomar los pasos necesarios para hacerlo realidad.

Comparte esta historia, estamos en la era de la salud mental, esa debe ser nuestra prioridad número uno.