Cuando se trata de niños, cualquier evento importante que les ocurra o al que sean sometidos, puede definir muchas cosas en su futuro. Ellos son seres vulnerables y que dependen completamente de los adultos, por lo que cualquier tipo de acción que les pueda perjudicar de alguna manera, se considera maltrato.

Bien sea, físico, psicológico o emocional, los responsables deben pagar por su crimen, pero recientemente, una pareja fue condenada a solo 16 meses de prisión después de que tuvieran a su hijo en las peores condiciones posibles.

Los oficiales y policías lo calificaron como “atroces” y el niño presentaba signos de daño emocional y físico.

Sin embargo, sus padres Kerry Rybak de 27 años y Darren Stanley de 26 años, aun después de que se declararan culpables obtuvieron solo 16 meses de prisión. Ella estaba embarazada y servicios sociales había estaba al tanto pro ella nunca había hecho contacto con los servicios, así que decidieron hacerle una visita para verificar que todo se encontrara bien.

Pero descubrieron que ya tenían otro hijo al que estaba en una habitación llena de basura y con heces en las paredes.

El niño cuya identidad ha sido protegida, fue llevado a un hogar provisional y a la pareja se le quitó la custodia. Ellos lloraron y admitieron su culpa, asegurando que haber perdido los derechos sobre su bebé de tan solo dos años era un castigo realmente doloroso. La defensa, por su parte puso sobre la mesa las condiciones traumáticas bajo las que creció la pareja.

Ella había huido de su casa cuando tenía solo 14 años y nunca fue a la escuela, mientras que él había sufrido de maltrato infantil.

Estos alegatos fueron suficientes para que la pareja dijera que hasta ahora están entendiendo el daño que le hicieron a su hijo. La defensa dice que ellos no estaban capacitados para tener un bebé y por esta razón se les quito la custodia, pero por los dos años de sufrimiento que tuvo que padecer el menor antes de que servicios sociales se diera cuenta de la situación, solo obtuvieron 16 meses de prisión con libertad condicional.

El bebé vivía en un cuarto sin ningunas condiciones de higiene y tenía que dormir sobre un colchón sucio y viejo.

DailyMail / TheSun

Ellos prácticamente fueron absueltos de su crimen por no haber recibido educación y haber sufrido maltratos en el pasado, pero hay personas que han vivido horrores y no cometen actos inhumanos como este. Afortunadamente, este niño ahora vivirá con mejores condiciones y será educado para que no siga el ejemplo de sus padres biológicos. Si alguna vez sospechas de un caso de maltrato infantil nunca dudes en notificar a las autoridades.

Comparte esta historia de maltrato infantil e impunidad.