El caso de Madeleine McCann ha sido una de las desapariciones más mediáticas de los últimos años, la pequeña fue vista por última vez el 03 de mayo de 2007 en un hotel de Praia da Luz en el Algarve, Portugal.

Desde entonces, sus padres no han dejado de buscar a su hija sin perder la esperanza de que aparezca con vida y después de tantos años de angustia puedan reencontrarse con ella.

Kevin Hallinge, fue un detective privado que contrataron los padres de Madeleine para que trabajara en el operativo de búsqueda, y fue acusado de estafa por malversar los fondos destinados para la investigación.

El día de hoy, el hombre de 56 años fue hallado muerto en su casa en Surrey, al sur de Londres y la noticia ha causado conmoción en las redes.
Las autoridades policiales han calificado la muerte como “inexplicable” y esperan que un médico forense pueda dar parte de las causas del fallecimiento del detective.

Adrian Gatton, es un periodista que realizó un documental con el detective sobre el caso de Madeleine McCann, él fue quien informó la noticia de la muerte de Kevin Hallinge a los medios de comunicación.

Aclaró que el fallecimiento está relacionado a sus problemas de alcoholismo porque se hallaron varias botellas vacías en su residencia, comentó que el cuerpo se halló ensangrentado porque posiblemente sufrió una caída.

El detective se dio a conocer porque estafó a la familia por más de 300.000 euros, sin lograr resultado alguno. Fue denunciado por utilizar los fondos en viajes, en una lujosa mansión y en el alojamiento en hoteles de lujo.

El fallecido detective se vio involucrado en una gran polémica tras ser acusado de estafar a los padres de Maddie que confiaron en sus conocimientos para encontrar pistas sobre el paradero de la pequeña desaparecida en Portugal.

En ese entonces, él era director ejecutivo de una empresa de investigadores privados llamada Oakley Internacional y fue contratado porque esa “fue la mejor propuesta” que recibieron los padres de Madeleine.

Kate, madre de la niña, comentó que su propuesta y su estrategia estaban por encima de las que habían considerado y que muchos le recomendaron la empresa.

Mirror

Suspendieron el contrato en 2008 tras percatarse de que no había resultados y sospechar de la estafa. En noviembre de 2009, el detective fallecido fue arrestado por presunto fraude al comprobar la discrepancia en una factura de hotel.

Actualmente, las autoridades están investigando las causas de la muerte del detective. Algunos comentan que puede estar asociada al caso de Madeleine y su gestión en las investigaciones.

¿Tú qué crees? Comparte esta noticia.