Hay personas con gustos muy particulares, mujeres y hombres cuya única meta en la vida es tan extraña que a veces raya en lo insólito. Por este tipo de personas, quedó totalmente impactada una famosa presentadora de un programa matutino de noticias y variedades en el Reino Unido, después de hablar con la mujer que ha gastado un aproximado de 220 mil dólares para parecerse a una caricatura.

Krystina Butel, de 32 años de edad, visitó el programa de la famosa Holly Willoughby, llamado “This Morning”, para hablar de los numerosos procesos cosméticos y quirúrgicos a los cuales se sometió para cumplir su sueño de lucir como una de sus caricaturas favoritas. Cinco operaciones en sus senos, al igual que la inyección regular de botox y varios levantamientos de rostro, fueron algunos de los muchos procesos.

La mujer proveniente de Rotherham, Yorkshire, se sintió inspirada para transformar su look por el de un dibujo de ella hecho en caricatura para el cual posó cuando era mucho más joven y se encontraba de vacaciones en Ibiza.

Durante los últimos 15 años, Krystina se ha realizado cinco operaciones de senos, dos de nariz, le han administrado inyecciones de botox en su cara y labios, además de colocarse maquillaje semi permanente, hacerse un rejuvenecimiento de vagina e inyectarse un químico considerado ilegal en el Reino Unido para lograr una piel bronceada.

Pero no solo eso, en el programa también mostró por primera vez al mundo como se tatuó los senos y sus pezones para que estos tuvieran forma de corazón, dejando a la presentadora del programa totalmente sorprendida y desconcertada.

La presentadora sostenía sus propios senos mientras observaba las imágenes del resultado final de Krystina quien aseguró que “el dolor no fue para tanto”.

Aunque todo lo que la mujer había descrito no significaba un impacto mayor, fue la imagen de sus senos tatuados lo que produjo una discusión acalorada en las redes sociales cuestionando las decisiones de Butel y preguntándose si ella se encontraba en sus cabales. Otros solo cuestionan por qué ella pasa por tanto trabajo, dolor y gasta tanto dinero para desfigurar de esa forma su cuerpo.

Kristyna compartió con la audiencia una fotografía donde podía observarse la caricatura que la inspiró a someterse a tantos procesos quirúrgicos, ella explicaba que cuando estaba más joven solía teñirse el cabello con regularidad solo para lograr un parecido.

La empresaria, quien es dueña de un gimnasio y un salón de belleza, pagó ella misma y en su totalidad cada una de las operaciones. Hasta se realizó un bypass gástrico, debido a que los cirujanos plásticos estaban muy renuentes a operarla gracias al sobrepeso que había acumulado.

“Cuando me miro al espejo hoy en día, siento que los sueños sí se vuelven realidad. Esa caricatura tan exagerada fue para mí en aquel momento un lienzo sobre cómo quería lucir ahora”, explicó muy orgullosa de su apariencia la señorita Butel, quien no descarta someterse a más procedimientos quirúrgicos para incluso superar la apariencia extrema que tiene en el dibujo.

Aunque muchos han criticado las decisiones de Krystina, la “mujer caricatura”, ha ganado el apoyo de aquellos que creen que ha seguido sus sueños y sin dejar que nada la derrumbe. Por lo pronto seguiremos esperando el resultado de sus próximas operaciones.

¿Tú cambiarías radicalmente tu cuerpo para parecerte a una caricatura? Coméntanos y comparte con tus amigos el caso de Krystina.