Miles de personas mueren anualmente en accidentes de tránsito. En su mayoría, estos son causados por imprudencias o errores humanos y eventualmente algunos son provocados por fallas mecánicos. Pero en esta oportunidad, el trágico siniestro que sufrió un autobús fue consecuencia de una pelea entre una pasajera y el conductor. 

En el distrito de Wanzhou, China, un autobús con 15 personas a bordo cayó a las aguas profundas del río Yangtze, el río más largo de todo el continente asiático. Un equipo de experto se avocó al rescate. Con 70 botes de salvamento, 18 buzos y 3 grúas flotantes se pudieron localizar los cuerpos sin vida de 13 de los pasajeros, 2 de ellos aún se encuentran desaparecidos.

Según lo relatado por testigos y las imágenes tomadas desde la cámara de otro automóvil, el autobús estaría transitando por el carril equivocado cuando de manera inesperada da un giro y se estrelló contra la barrera de choque.

En ese instante se precipitó a las aguas del río Yangtze, alcanzando los 71 metros de profundidad.

En principio se desconocían las causas concretas del suceso, es en el momento en que las autoridades recuperan los restos de la máquina cuando descubren realmente qué había ocurrido. A través del vídeo de la caja negra del vehículo, descubrieron que el accidente fue causado por una pelea entre una pasajera y el conductor de la unidad.

En las imágenes se observa cómo la mujer molesta porque el chófer se había pasado su parada se levanta a agredirlo con su teléfono móvil. El conductor intenta cubrirse y defenderse del ataque cuando pierde el control de la unidad y se estrella contra la barrera de choque del puente.

En las redes sociales algunos han reaccionado ante el lamentable suceso. Hay quienes señalan y reprochan la imprudencia de la mujer, cuya molestia le costó su propia vida y la de las otras personas que viajaban con ella.

Sin embargo, otros usuarios resaltan la responsabilidad de parte del chófer al responder a la agresión. Abogados locales también señalaron la posibilidad de que los familiares de los pasajeros demanden a la familia del chófer y de la mujer que protagonizó la pelea.

BBC

Sin duda, el accidente ha conmovido al país y al mundo entero pero, además, ha desatado un debate sobre lo que debemos hacer al encontrarnos en una situación similar.

“Si vemos a algún pasajero discutiendo con el conductor del autobús, ¡no debemos quedarnos callados!” Decía un cartel en Weibo, Wanten888.

Esta historia ha tenido un trágico final, pues el apuro y la cólera del momento cobraron más de una vida. No obstante, ante esta noticia vale pensar en la responsabilidad que implica conducir cualquier vehículo, especialmente una unidad de transporte.

Este trágico accidente pudo evitarse, compartamos un mensaje de solidaridad con los familiares de las víctimas. Compartir este suceso puede ayudar a crear conciencia.