Las personas normalmente tienen una vida fuera de su puesto de trabajo. Sus vidas personales no tendrían que influir a la hora de ejercer su oficio, pero hay compañías o empresas en las que la vida personal de sus trabajadores, son importantes para crear “una buena imagen”.

Tal es el caso de Stephanie Katelnikoff, una conductora de ferrocarril de la compañía Canadian Pacific Railway, que fue despedida de su cargo después de que algunas fotos comprometedoras publicadas en sus cuentas personales de Facebook e Instagram, salieran a relucir como parte de una investigación interna realizada por la misma empresa.

En dichas fotografías presentadas como un paquete de evidencias, se puede observar a Stephanie en algunas poses reveladoras, desnuda y sexualmente insinuantes. Además, se hallaron algunas publicaciones donde hacía críticas no muy favorables hacia la compañía, razones por la cual fue acusada de violar el código de ética de CP Rail y su política de Internet, y por ende fue despedida de una de las líneas de ferrocarriles más grandes de Canadá.

No obstante, esta no es la primera vez que la cautivadora conductora pasa por este tipo de situación. Anteriormente en 2014 había sido despedida por la misma firma, después de que ocurriera un descarrilamiento a causa de un daño de la vía del ferrocarril en el oeste de Canadá, mientras ella se encontraba conduciendo.

Fue reincorporada dos años después, cuando un juez dictaminó que la verdadera razón por la que había sido destituida de su cargo, fue porque ella había presentado una denuncia de acoso sexual contra uno de sus compañeros de trabajo.

“Creo que fue una división 50/50 entre los dos. Cuando me despidieron, cubrieron todo y dijeron que me despedían por mi contenido inapropiado en las redes sociales. Por lo tanto, no estoy segura de cuál es el contenido que han considerado apropiado e inapropiado. El oficial de investigación llamó mi contenido de redes sociales como gráfico”, dijo Stephanie, relatando la razón por la que fue despedida.

Asimismo, se arrepintió de sus comentarios no favorecedores hacia la empresa, tal como llamar al código de ética de la compañía una “comedia de ficción”. También mostró arrepentimiento por haberse tomado fotografías en las vías del ferrocarril, debido a que podría ser peligroso para cualquiera y a su vez recomendó no hacerlo.

Stephanie, explicó que la mayoría de las publicaciones en sus redes sociales se tratan nada más de un hobby de modelaje del cual no se arrepiente. Al mismo tiempo, le servía de trabajo de caridad para ayudar a reparar las bicicletas de los niños de su comunidad.

Hasta ahora, la compañía CP Rail no ha dicho nada al respecto, mientras que Stephanie espera que se establezca una fecha para el dictamen, ya que, a pesar de su no tan grata relación con la empresa, espera pronto volver a conducir los ferrocarriles de la muy reconocida firma.

Instagram / missdemeanour.xo

Ella espera resolver sus diferencias con la compañía y recuperar su amado empleo, ¿crees que se lo merece?. ¡Compártelo!