Son bastante comunes los robos que sufren las tiendas por parte de supuestos clientes y por eso pocas veces se genera noticia al respecto, pero lo sucedido en una tienda de Victoria’s Secret en Nueva York causó una horrorosa sorpresa.

El hecho ocurrió en el 2013, los vigilantes de la tienda notaron una actitud extraña en Tiona Rodríguez, de 18 años, y su amiga; por esa razón antes de salir de la tienda les piden a las señoritas en abrir sus bolsos y confirmaron que estaban robando parte de la mercancía de la famosa tienda de lencería, específicamente unos pantalones vaqueros… pero eso no era todo lo que había en la bolsa.

Para gran sorpresa de los oficiales, en uno de los bolsos de las chicas se encontraba el cuerpo de un bebé muerto, lo cual desató el horror de los vigilantes y de los asistentes.

Los guardias de seguridad de la tienda llamaron a la policía y detuvieron a las jóvenes mientras llegaban los agentes policiales. Según las investigaciones, el bebé era hijo de Tiona y, según lo revelado por la autopsia de la policía de Nueva York, tenía pocas horas de haber nacido.

Cyrus Vance, el entonces fiscal de Manhattan, reveló los resultados de la autopsia, el bebé era varón, nació vivo el 16 de Octubre del 2013, pesaba 4 kilogramos y presentaba signos de muerte por asfixia. Para la policía, la presunta homicida es la madre del pequeño.

La policía interrogó a la joven y, según Rodríguez, ella sufrió un aborto espontáneo, entró en shock y no sabía qué hacer con el cuerpo.

Sin embargo, la fiscalía asegura que la mujer mató al bebé cruelmente y lo colocó en la bolsa de compras para después enterrarlo en algún lugar de la ciudad.

“No hay una víctima más indefensa que un recién nacido. Estoy seguro de que los fiscales de homicidio y abuso de menores de mi oficina se encargarán de que se haga justicia en este trágico caso”, señaló Vance.

La madre de la víctima se presentó a la audiencia en la Corte Suprema de Nueva York enfrentando el cargo de asesinato en segundo grado que si llega a ser acusada culpable puede estar entre 15 años hasta cadena perpetua en prisión, además está acusada por dar a luz en secreto, por asesinato y por deshacerse del bebé.

La familia de Rodríguez desconocía su embarazo y no saben quien pudiera ser el padre de la criatura. Por su parte, Tiona asegura que lo que hizo era para evitar los graves problemas que tendría si sus padres se enteraban.

El plan de Tiona estaba planificado semanas antes del nacimiento; ella fue a dar a luz a la casa de un amigo en Queens, la mujer inexperta tuvo su parto en una bañera y con sus propias manos desprendió el cordón umbilical. Incluso hay registro de un mensaje de texto que decía:

Cava un hoyo, ponlo en alguna parte, lol, y después vamos a comer”.

NYTimes / NYDailyNews / NYPost / Vice

Sin embargo, Tiona continúa declarándose inocente a lo largo de todos los juicios que ha tenido desde el 2013; su abogado alega que actuó por desesperación y no premeditadamente. Hasta la fecha no se le ha imputado ningún cargo.

Esperemos que pronto haya justicia en este espeluznante caso. ¡Comparte esta noticia!