Hace unas semanas, el Príncipe Harry fue el centro de atención al convertirse en el Duque de Sussex con la celebración de su matrimonio con Meghan Markle. Desde ese momento, la pareja ha sido inseparable, sin embargo las responsabilidades de la corona los mantendrá alejados por unos días.

Una de los rasgos más predominantes que tiene la Corona Británica dentro de sus responsabilidades, es su servicio filántropo. Las buenas acciones de la Familia Real tienen como objetivo generar una mejor calidad de vida y ser un buen ejemplo para la sociedad.

Los príncipes William y Harry fueron inspirados con el espíritu bondadoso de su madre, Lady Diana, y ambos realizan actos y misiones benéficas alrededor del mundo.

Harry tiene una conexión muy importante con el país al sur de África, Lesoto. Desde el 2004, el joven príncipe, de ahora 33 años, ha visitado a la nación africana llevando alegría y recursos a centros infantiles. Por esa razón, tiene allí su organización desde el 2006.

La organización fundada por el príncipe Harry se llama Sentebale, creada en conjunto con el príncipe Seeiso, de la Familia Real de Lesoto. La fundación tiene como objetivo mejorar la percepción de los niños del país, combatir los problemas de VIH, siendo Lesoto el segundo país con mayor incidencia de esta enfermedad.

También se dedican a los niños vulnerables y sus comunidades con la finalidad de capacitarlos, educarlos, entretenerlos y motivar el desarrollo de su entorno.

El nombre de la organización proviene de la lengua bantú que significa “no me olvides”, siendo una conmemoración para el trabajo que realizan con las madres de Lesoto y sus hijos.

El príncipe Harry llegó hace días al Centro Infantil de Phelisanong y en las imágenes que fueron publicadas en todas las redes sociales, se puede ver a un divertido Harry riendo y saludando a los pequeños de Lesoto que lo recibían con una amistosa bienvenida.

El motivo del corto viaje a Lesoto, se debía a un pequeño evento para inaugurar y revelar la placa de una nueva sala comunitaria para la organización benéfica, el pasado 23 de junio del 2018.

Harry viajó junto a otro embajador de Sentebale, Adam Bidwell, y estando allá en Lesoto, se reunió con uno de los amigos que hizo en sus primeros viajes al país africano, el joven Mutsu Potsane.

Potsane, de ahora 18 años, tenía tan solo 4 años cuando conoció a Harry y su conexión amistosa fue inmediata. Son tan buenos amigos que el joven fue uno de los invitados a la Capilla de San Jorge para celebrar la unión de los Duques de Sussex.

Facebook / phelisanong

La hermosa labor de Harry llena de alegría y entusiasmo a todos los niños de Lesoto, ya que estos pequeños lo aprecian mucho, y nos motiva a nosotros a brindar nuestra ayuda a las comunidades más vulnerables de nuestra localidad.

¡Las buenas acciones siempre serán retribuidas! Comparte esta noticia con tus amigos y súmate a colaborar con una buena causa.