No hay peor dolor para una madre que perder a un hijo para siempre, mucho más si es por culpa de alguien cercano que atentó contra su vida de forma despiadada. Lamentablemente hay muchos delitos de maltrato infantil que son perpetrados por personas cercanas a los niños.

Brianna Williams recientemente perdió a su pequeña bebé de 3 años, Morgan Koepp. La niña estuvo internada en el hospital por varios días luchando por su vida tras someterse a múltiples cirugías para eliminar una bacteria que come carne.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

La pequeña Morgan fue llevada al hospital por su madre con grandes hematomas y costillas rotas, la razón por la que esta pequeña se encontraba en esa condición y contrajo esta enfermedad es completamente desgarradora.

Tras perder a su bebé el pasado miércoles 13 de diciembre, Brianna Williams publicó una sincera carta para rendirle homenaje, la niña de solo 3 años murió en el hospital tras ser herida por el novio de su madre quien la lastimó con total crueldad.

Esta desconsolada mujer publicó una carta tributo en la página GoFundMe con palabras muy dulces para despedirse de su hija.

Para mi hermosa niña que me enseñó mucho en estos últimos 3 años. Te vi luchar y luchar tan duro como pudiste”.

Continuó su desgarradora carta con las siguientes palabras:

Vi cuánto dolor sufriste y lamento tanto que hayas tenido que soportar una tragedia como esa, me rompió el corazón y verte acostada luchando tanto por mamá, me muestra cuánto lo intentaste y cuánto me amas”.

La pequeña fue internada un domingo con heridas muy graves cuando Sidney Michael Landers, novio de Brianna, la agredió físicamente mientras su madre no estaba cerca, la hirió con tal brutalidad incluso le partió un par de huesos.

Cuando Brianna volvió a casa, notó que la carita de Morgan estaba muy hinchada, sobre todo cerca de sus mejillas por lo que rápidamente la llevó a Phoenix Children’s Hospital para que la examinaran.

En el hospital, la pequeña fue atendida rápidamente por el personal médico, ellos descubrieron de Morgan tenia moretones en la espalda y en el torso, además de tener las costillas rotas, intentaron hacer todo lo posible para ayudar a la pequeña, pero los intentos fueron en vano y la niña falleció.

Tuvo un paro cardíaco”, comentó su abuelo Tim Williams. “Tuvieron que traerla de vuelta. Ella tuvo otro paro cardíaco. Tuvieron que ponerla en una máquina para mantenerla con vida”.

Ella tuvo que someterse a múltiples operaciones y exámenes médicos, uno de los resultados reveló que la pequeña tenía una bacteria carnívora, la cual entró a su organismo a través de sus heridas y logró extenderse por todo su cuerpo.

El acusado no aceptó su responsabilidad en el caso de Morgan, su excusa fue que al cambiarle el pañal tuvo que usar la fuerza porque la pequeña no se quedaba quieta.

Dijo que tuvo que poner la mano sobre su boca porque la niña gritaba demasiado y que tuvo que usar la fuerza durante el cambio de pañal para inmovilizarla, añadió que no tenía intención de lastimarla, pero que la frustración al no poder cambiarla pudo más que él.

Daily Mail / kidspot / heavy

El hombre aún se encuentra en juicio y se buscará aplicarle el cargo por homicidio, esperemos que este hombre sea castigado como merece por la brutalidad con la que trató a una pequeña de solo tres años.

¿Qué piensas de la excusa de este hombre? ¿De verdad es necesario usar tanta fuerza en una pequeña de 3 años? Déjanos tus comentarios y no olvides compartir.