Hay enfermedades que afectan la vida de muchas personas desde su nacimiento o incluso desde antes de nacer obligándoles a pasar toda su vida luchando contra esa condición que puede desconocida o muy poco habitual. Incluso en algunos casos no existen tratamientos médicos que puedan mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, tener una buena actitud es la mejor forma para combatir las enfermedades. Como es el caso de la pequeña La’Mareea, ella vive en Ohio y con tan solo 8 años de edad se convirtió en una Reina Guerrera para una sesión de fotos.

Lo que más sorprende de La’Mareea es que sufre de una afección llamada Síndrome de Regresión Caudal. Este síndrome es poco frecuente, solo sucede en un recién nacido de cada cien mil.

El síndrome afecta a los miembros inferiores, tanto en la malformación o la completa ausencia de los huesos, desde las vértebras y articulaciones a nivel del cóccix, fémur, tibia, peroné y hasta los pies.

Angela Neal, la madre de la pequeña, llevaba un embarazo normal hasta que un ultrasonido reveló que la bebé padecía ese síndrome. La madre confiesa que fue difícil asimilar la noticia, era complicado para ella saber que su niña no tendría cóccix, uno de sus fémures y ninguna de las tibias, aunque sí tenía pies.

Cuando nació, ella era hermosa. Lo único que podías notar era que, por supuesto, no tenía las piernas, pero se veía perfectamente normal de cualquier otra manera”, dice Neal, la orgullosa madre.

Después de su nacimiento, La’Mareea pasó dos semanas en el hospital, además también requirió terapia para sus brazos, debido que estos son más cortos que los de un niño promedio.

Desgraciadamente, esta no es la única enfermedad que ha afectado a La’Mareea pues cuando tenía solo 3 años los médicos descubrieron un quiste que bloqueaba el conducto biliar en su hígado, por lo que tuvo que someterse a dos operaciones.

Sin duda, esta pequeña con tan corta edad ha tenido que luchar por su vida y ha salido exitosa. La’Mareea ha logrado llevar una vida como la de cualquier otra pequeña, yendo a su escuela y estando con sus compañeros.

Un día, una fotógrafa publicó que solicitaba modelos de ciertas edades y Angela no dudó en mostrar la gran actitud de su hija. Así que Angela se contactó con la fotógrafa y preguntó si no había problemas por la condición de La’Mareea.

Leslie Dye, la fotógrafa y directora de Elegant Ele Fine Art Photography and Design, se mostró muy positiva y alentó a la pequeña a participar en la sesión de fotos. Y el resultado fue maravilloso, la niña se desenvolvió perfectamente y todos están orgullosos.

¿No te parecen que son unas fotos hermosas?

Buzzfeed

La’Mareea nos enseña que la única barrera para cumplir nuestros sueños y metas es nuestra propia actitud ante la vida. Dejemos que las cosas buenas sucedan.

Comparte esta increíble historia con tus amigos y recuerda mantener una buena actitud en tu día a día.