La edad no es más que un número, especialmente cuando se habla de tener sexo placentero.

Según el reporte anual de Solteros de la página de citas match.com, no son los millennials que usan Tinder ni Grindr los que tienen el mejor sexo de sus vidas. Son sus padres. En promedio, las mujeres solteras tienen el mejor sexo a los 66 y, para los hombres, el mejor momento es a los 64.

Estos resultados, resultado de una encuesta entre 5.000 personas solteras de todas las edades y étnicas, ha sorprendido a los sexólogos. Aunque no tanto. El sexo tiende a mejorar una vez que has aprendido que tu sex appeal no está basado en tu apariencia física.

No son los jóvenes los que disfrutan más del sexo.

Desafortunadamente, esta lección toma muchos años en ser aprendida, según explica Vanessa Marin, sexologa y creadora de Finishing School, un instituto que ofrece un curso sobre el orgasmo para mujeres.

“Con mis clientes de 20 y 30, el ser conscientes es un factor decisivo cuando no están disfrutando el sexo. Los jóvenes piensan demasiado en cómo lucen, cómo lo están haciendo y qué piensa su pareja de cómo lo hace. Eventualmente, esta carga desaparece” explicó la profesional.

“Incluso entre los 20 y los 30, ya hay una disminución significativa en la auto-conciencia”.

La encuesta refleja un contrapunto bienvenido a las creencias comunes sobre el sexo a los 50 años y más. ¿Por qué nos preocupamos de que todo pueda ir cuesta abajo una vez que alcanzamos cierta edad?

En parte es porque nuestros cuerpos cambian mientras envejecemos y, como resultado, también el sexo, según apunta la sexóloga Celeste Hirschman, co autora del libro “Make Love Real: The Intelligent Couple’s Guide to Lasting Intimacy and Passion” (Hacer el amor real: la guía inteligente para parejas para perdurar la intimidad y la pasión).

El libro de las sexólogas Celeste Hirschman y Danielle Harel.

Al llegar a la adultez, nuestros  cuerpos pueden no estar ten tersos como estuvieron alguna vez. El sexo en sí puede estar lleno de nuevos desafíos: las mujeres tienen que batallar con dolores o con sequedad debido a la menopausia y muchos hombres tienen problemas con eyaculación precoz y disfunción eréctil.

Sin embargo, hay una asimetría que, en la mayoría de los casos, hace que el sexo sea igual de placentero de lo que era antes, sino no es mejor.

“Sí, algunas formas de sexo se hacen más difíciles, pero lo bueno es que estos cambios generalmente vuelven esenciales a la comunicación y la creatividad” asegura Hirschman.

“Cuando somos jóvenes, el sexo es a menudo una carrera rápida hacia la penetración sin mucho juego previo o fantasía añadida. Cuando el sexo con penetración no es un objetivo, las personas pueden volverse más creativas y el sexo suele mejorar mucho”.

Después de los 60 el sexo mejora en la pareja por múltiples razones.

Lotte Meijer – Unsplash

Cuando comprendemos que el orgasmo y la penetración no es el único tipo de sexo posible, cambian las reglas del juego, independientemente de la edad. De hecho, Hirschman cuenta que una cliente una vez se jactó de que el mejor sexo que había tenido era con una pareja con disfunción eréctil.

“Estuvieron juntos durante un año y ella asegura que tuvo los mejores orgasmos de su vida, y él tenía también grandes orgasmos, todo sin penetración”.

Otra razón por lo que el sexo después de los 50 es tan gratificante es que, mientras más grande eres, te sientes menos obligado a soportar roles rígidos y estar a la altura del otro, asegura otro sexóloga, Resnick Anderson.

Las mujeres disfrutan más del sexo cuando son mayores de 50 años.

Esto es más evidente en las mujeres, que pasaron su juventud buscando un compañero para formar una familia.

“Esta búsqueda a veces fuerza a las mujeres de 20 a 30 años a estar más dispuestas a tolerar a sus compañeros” asegura Andreson. Mientras la mujer envejece, se vuelve más egoísta, pero en el buen sentido: no tienen que preocuparse más por quedarse embarazadas, no hay que preocuparse porque los chicos interrumpan. Además muchas han llegado a un punto en que están cómodas con su cuerpos y tienen un sentido saludable de disfrutar la relación sexual”.

“El sexo a los 65 o a los 70 puede sentirse sin preocupaciones y fácil porque es más sobre el placer y la conexión y menos sobre la performance y el venderse”.

Las mujeres y los hombres mayores de 50 finalmente han “tomado posesión de su sexualidad” y cosechan los beneficios. Más modernos y progresivos pensamientos acerca del sexo le permiten a las mujeres a celebrar su sexualidad en una forma que no podían a los 20.

El estudio de Match.com sorprende a todos con nuevos datos.

Gabriel Matula – Unsplash

¿Qué piensas de estas declaraciones? ¿Estás de acuerdo? Déjanos tu opinión y comparte la nota con tus amigos y conocidos.