Antes de que se conociera la muerte del afamado Amado Carillo Fuentes, líder del narco, se dice que su familia trasladó su cadáver en secreto a Sinaloa para dar al multimillonario jefe de la droga un entierro discreto.

Este hombre era conocido también como el “Señor de los Cielos”, y era uno de los narcotraficantes más buscados y poderosos en México, Estados Unidos y otros países de América.

El Señor de los Cielos fue un sobrenombre que se ganó por la flota aérea que ocupaba para el tráfico de drogas a los Estados Unidos.

Este hombre era sobrino de un también reconocido narcotraficante, Ernesto Fonseca Carrillo, alias Don Neto, quien, junto con Rafael Caro Quintero, fue detenido y procesado por el asesinato del agente de la DEA, Enrique ‘Kiki’ Camarena.

Amado fue líder del Cártel de Juárez y socio del narcotraficante colombiano, Pablo Escobar, lo que convirtió al Cartel de Juárez en la principal organización criminal exportadora de cocaína a hacia los Estados Unidos.

Las declaraciones oficiales revelaron que Amado murió el 4 de julio de 1997 en el hospital Santa Mónica, tras someterse a una cirugía plástica para cambiar su rostro y una liposucción. La causa oficial de su muerte fue un paro respiratorio producto de a anestesia.

Sin embargo, algunas versiones señalaron que en realidad el Señor de los Cielos no murió, sino que simuló su muerte para acogerse al programa de testigos protegidos de los Estados Unidos. Otras fuentes señalaron que el narco huyó a Argentina o Chile.

Lo que sí es muy cierto es que después de cuatro meses de la muerte de Amado todos los médicos que participaron en la cirugía fueron asesinados, sus cadáveres fueron hallados con evidentes signos de tortura.

Existen muchas especulaciones en torno al cadáver del Señor de los Cielos, se dice que cuando su madre identificó el cadáver desnudo de su hijo, muchos policías armados con ametralladoras llegaron a la funeraria San Martín y secuestraron el cuerpo que se encontraba dentro de un ataúd metálico gris.

Agentes vestidos de civil y fuertemente armados cerraron el aeropuerto de la ciudad de Culiacán mientras era trasladado el cadáver en la oscuridad de la noche de regreso a la Ciudad de México.

Doña Aurora, madre del Señor de los Cielos, lamentó el imperdonable ultraje del cuerpo de su hijo. Declaró que ella como su familia habían recibido un trato terrible por parte de estos agentes que se presentaron en la funeraria. Recibieron golpes y amenazas de muerte.

Doña Aurora manifestó que su deseo era que el cadáver de su hijo estuviera en su casa. Para ella es imposible entender para que se lo llevaron si ya estaba muerto. Ella aseguró que era el cadáver de su hijo, quien se supone tenía 42 años cuando falleció.

Agregó que los policías que irrumpieron el funeral de Amado y secuestraron su cuerpo le dijeron que para entregárselo ella debía viajar más de mil kilómetros para llegar a la Ciudad de México.

La Procuraduría General de México indicó que aún estaban a la espera de todos los resultados de los exámenes del cuerpo. Sin embargo, señaló que las pruebas iniciales arrojaron que se trataba del Señor de los Cielos.

Facebook

Una década después de su muerte la vida de este hombre sigue dando de qué hablar y ha sido documentada por una serie que fue producida por la cadena Telemundo y protagonizada por Rafael Amaya.

Comparte con tus amigos esta historia que después de tantos años aun no tiene un claro final.