A veces estamos tranquilos pensando que tenemos el control de determinadas situaciones y de pronto el destino nos sorprende con un altercado. En esos momentos solemos perder la calma, llenarnos de frustración y quizás sentimos ganas de escapar.

Todos nos sentimos familiarizados con la sensación amarga de que las cosas no nos salgan bien. Y por eso el vídeo de este niño se hizo viral tan rápido. Solo bastaron tres segundos para que Noah intentara coger una sandía en el supermercado, pero al no lograr sostenerla huyó despavorido diciendo “oh my god”.

Mia Pulido, una usuaria de Twitter ha dejado bien claro en su cuenta la moraleja del vídeo: “Esta soy yo huyendo de mis problemas”, la publicación ha cautivado a miles de personas que como ella se sintieron identificadas con la escena.

El breve vídeo ya cuenta con más de 200 mil retuits y casi el doble de likes, y eso no es todo, la tuitera ha publicado una imagen de la reacción de Noah tras haber emprendido la huida en la que aparece sentado en el carrito del mercado, en su rostro se dibuja expresión de pena que ha sentido, se puede ver el cartel de “suelo mojado” donde se le había caído la sandía.

Lo más probable es que Mia ni imaginase la reacción que provocaría su publicación, ya que una larga lista de usuarios de Twitter se ha unido a las risas que provoca ver al niño emprendiendo la huida después de que la sandía se cae al suelo partiéndose en pedazos.

Un usuario subió su propia versión de los de los hechos. Eso sí, él reconoce que estaba borracho:

Seguramente ya tendrás a alguien en mente para compartir este ocurrente episodio, no te vayas sin hacerlo.